Economía

El precio del azúcar se dispara mientras la UE recorta cosecha

El Tribunal de Cuentas dice que la OCM no asegura la competitividad de la Unión Europea.

el 16 ene 2011 / 19:47 h.

Sevilla y Cádiz concentran el 90% de la producción andaluza de remolacha azucarera.
La OCM del azúcar, aprobada en 2006, no ha conseguido uno de sus principales objetivos, el de reducir los precios del producto. De hecho, éstos se han disparado de manera exponencial, ya que en dos años acumulan una subida del 140%, según los últimos datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

 

Y no es el único fin que no ha alcanzado la reforma del cultivo de la remolacha azucarera, que ha aumentado la dependencia de la Unión Europea del exterior para surtirse. Buena cuenta de ello pueden dar los fabricantes de dulces de localidades como Estepa (Sevilla), que han vivido serias dificultades para afrontar la campaña por el alto coste del producto y las dificultades para hacerse con él.

Un informe del Tribunal de Cuentas de la UE tampoco deja en buen lugar a la reforma. Así, señala que, en lo que se refiere a la competitividad de la industria del azúcar de la UE, "el Tribunal llega a la conclusión de que en términos generales la reforma no aseguró plenamente la futura competitividad de la industria europea del azúcar a través de una reducción selectiva de la capacidad de producción que no era rentable".

Y es que la bajada de producción es muy notable. De hecho, el cultivo ha vivido en Europa una reducción de 6 millones de toneladas, es decir, alrededor de un 30% del total de la producción, en septiembre de 2010, para lograr un nivel de producción que según la Comisión preservaría el equilibrio del mercado.

El Tribunal también señala que las medidas introducidas en la reforma tuvieron un impacto limitado en el incremento de la competitividad de los cultivadores individuales, y que el sistema actual de cuotas mantiene las rigideces y las limitaciones del pasado. "En consecuencia, es probable que persistan las actuales presiones externas que tanto pesan en el sector del azúcar de la UE", afirma.

De hecho, una de las consecuencias más evidentes que ha traído consigo la reforma es la dependencia del exterior, ya que sigue siendo el segundo consumidor mundial de azúcar y, al reducir su producción, las compras a otros países, como Brasil, se convierten en esenciales. "Los suministros de la UE son cada vez más dependientes de las importaciones, a la vez que los nuevos usos dados al azúcar han provocado el alza de la demanda de suministros", asegura en su informe el Tribunal del Cuentas.

Por otro lado, destaca el creciente riesgo de desplazamiento de las instalaciones de producción debido a la apertura de las importaciones de los países beneficiarios de la iniciativa denominada Todo menos armas (que da tratamiento preferencial a los productos de los países pobres en los mercados internacionales), y hace hincapié en el riesgo de que los movimientos descendentes de los precios del azúcar no se reflejen en el precio al consumo, como confirma, por otro lado, el seguimiento del mercado realizado por la FAO.

Con respecto a los productos transformados, el Tribunal opina que la mayor parte de los ahorros conseguidos beneficia probablemente a los productores, "mientras que para la venta minorista la transmisión de los precios a los consumidores se ve afectada por la concentración de las redes de distribución".

Pero uno de los mayores efectos que tuvo la reforma fue sin duda sobre el empleo. En Andalucía, por ejemplo, el desmantelamiento del cultivo ha sido masivo, hasta reducirse a un tercio de lo que era antes de la OCM. En este sentido, el Tribunal destaca en su informe que "la Comisión y los Estados miembros no han prestado atención suficiente al seguimiento del impacto social directo del desmantelamiento de las instalaciones de producción", a pesar de que han desaparecido 80 fábricas.

Asimismo, observa en algunos Estados miembros retrasos en la ejecución de las medidas de diversificación, destinadas al desarrollo de alternativas a la producción de azúcar, así como al respeto de los compromisos medioambientales.

Por otra parte, el coste de la reforma, señala el informe del Tribunal de Cuentas, ha sido muy superior al previsto en su origen, en concreto, sobrepasa en 1.200 millones de euros la ayuda presupuestada previa a la ejecución de la OCM del azúcar.

  • 1