Economía

El precio del dinero se abarata y aún deja margen para nuevas bajadas

El Banco Central Europeo (BCE) recortó el jueves, como se esperaba, los tipos de interés (precio del dinero) y los situó en el 1,5%, su nivel histórico más bajo. Pero aún cuenta con margen para rebajar las tasas hasta el 1%, según los expertos, para plantar cara a las negras previsiones que dibujó para la Zona Euro. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 23:35 h.

El Banco Central Europeo (BCE) recortó el jueves, como se esperaba, los tipos de interés (precio del dinero) y los situó en el 1,5%, su nivel histórico más bajo. Pero aún cuenta con margen para rebajar las tasas hasta el 1%, según los expertos, para plantar cara a las negras previsiones que dibujó para la Zona Euro.

El Banco Central Europeo (BCE) recortó los tipos de interés en la Zona Euro en medio punto, hasta el 1,5%, tal y como habían vaticinado los mercados. Con esta rebaja, las tasas se sitúan en el nivel más bajo desde la introducción de la moneda única europea en 1999 y continúa con la senda iniciada el pasado octubre, cuando los tipos estaban en el 4,25%. Pero el precio del dinero no se estancará ahí.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet dejó, de nuevo, la puerta abierta a nuevos recortes de los tipos si la situación lo hace necesario. "No hemos decidido cual será el nivel más bajo. Si se justifica, si los riesgos que acechan la economía se materializan, no se puede excluir que podamos proceder a nuevos recortes", dijo. El regulador también redujo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, del 3% al 2,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, del 1% al 0,5%. Decisiones que se aplicarán a partir del próximo 11 de marzo.

La decisión del BCE de llevar los tipos de interés a un terreno desconocido en su política monetaria se explica en la preocupante evolución de los principales indicadores macroeconómicos, que también ofreció ayer jueves y que, según los expertos, llevará a una nueva reducción de las tasas hasta el 1%, en el segundo trimestre del año.

Trichet indicó que los expertos de la institución emisora han revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la Zona Euro para la que prevén una contracción de entre el 3,2% y el 2,2% en 2009. El banquero francés reconoció que existen amplias evidencias de un mayor debilitamiento de la demanda mundial y de la Eurozona y un "sustancial" debilitamiento de la economía mundial, incluidos los países emergentes. Y para 2010, cuando se prevé una "recuperación gradual" de la economía, las previsiones sitúan un rango que oscila entre una contracción del 0,7% y un crecimiento del 0,7%.

Asimismo, desde el punto de vista de la inflación, el BCE pronostica una horquilla de entre el 0,1% y el 0,7% este año y de entre el 0,6% y el 1,4% en 2010, con lo que las expectativas de inflación se mantendrán "muy por debajo" del objetivo de estabilidad de precios en 2009 y 2010.

Detrás de la actuación del BCE está de telón de fondo una recesión que está siendo más fuerte de lo esperado y las dudas crecientes sobre la solidez del sistema bancario europeo y de algunos socios de la Zona del Euro. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ya dijo el pasado martes que la UE cuenta con instrumentos para evitar la quiebra de un país antes de que sea necesario acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El fuerte deterioro de la situación presupuestaria de algunos socios del euro está obligando a estos países -Irlanda y Grecia, sobre todo, pero también Italia, Portugal y España- a pagar más por sus emisiones de deuda.

  • 1