Local

El precio hoy de ser socialista en Sevilla

Mi razón de ser, como recoge el ideario del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ha sido la de intentar contribuir a alcanzar una sociedad mejor, detectando los problemas y aportando soluciones, sobre la base de los principios de libertad, igualdad, solidaridad y justicia social.

el 15 sep 2009 / 06:47 h.

Mi razón de ser, como recoge el ideario del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ha sido la de intentar contribuir a alcanzar una sociedad mejor, detectando los problemas y aportando soluciones, sobre la base de los principios de libertad, igualdad, solidaridad y justicia social. Con estos pilares he intentado actuar durante los últimos cinco años en las distintas responsabilidades políticas que me fueron delegadas en el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe.

Pero parece que hoy no es posible actuar con esos ideales en la familia socialista de Sevilla, y aún menos en el municipio de Mairena del Aljarafe. Sólo al alcalde le corresponde delegar las competencias entre aquellos que forman su equipo de gobierno para llevar a cabo la mejor gestión en beneficio del interés general. Pero de la misma forma, sólo el alcalde tiene los instrumentos necesarios para aglutinar a su equipo, para compartir la difícil tarea de gobierno y sumar todos los talentos y capacidades que permitan ejecutar un programa electoral, que no olvidemos, está impregnado de la ideología y directrices marco de un partido centenario.

Y precisamente por eso, también es indispensable el mantenimiento de una actitud abierta y global en el ejercicio del liderazgo. La discrepancia libre y la lealtad no están reñidas, y la crítica, lejos de ser un obstáculo, debe ser entendida como una fuente inagotable de reflexión para mejorar los cauces del diálogo y la toma de decisiones.

Si mi cese ha tenido que ver con una actitud crítica ante algunas decisiones de importante calado en la ciudadanía, y mi claro posicionamiento en la defensa de otras opciones políticas alternativas en el contexto congresual que nos movemos en Sevilla, he de confesar que me ratifico en las mismas. Estoy convencido de que el partido donde milito hará siempre defensa de estos innegociables principios.

Si a lo largo de la historia reciente la diferencia y la no aceptación cómoda del seguidismo político dejó a muchos sin su vida, libertad u ostracismo, es incomprensible que hoy este hecho siga teniendo un alto precio, aunque se intente ocultar bajo otras formas más subliminales de persecución, y al amparo de las siglas que tanto sirven de referencia a la mayoría de los ciudadanos de España, Andalucía y Sevilla.

Concejal del grupo municipal del PSOE de Mairena del Aljarafe.

  • 1