Local

El premio es el simpecado

Es época de fiestas en la comarca del Aljarafe y muchos municipios de la Cornisa acogen durante sus ferias las conocidas carreras de cintas de caballos y mulos. En Gelves, la ocasión era distinta. Se trataba de recaudar fondos para restaurar el simpecado de la hermandad del Rocío del municipio. Foto: J.J.M

el 15 sep 2009 / 07:53 h.

TAGS:

Es época de fiestas en la comarca del Aljarafe y muchos municipios de la Cornisa acogen durante sus ferias las conocidas carreras de cintas de caballos y mulos. En Gelves, la ocasión era distinta. Se trataba de recaudar fondos para restaurar el simpecado de la hermandad del Rocío del municipio.

La hermandad de Gelves se fundó allá por los años 80, aunque la tradición rociera había calado mucho antes en esta localidad. Actualmente tienen una casa de hermandad y esperan estrenar capilla en poco tiempo. Sólo la falta de recursos económicos ha frenado su inauguración e inversiones como la restauración del simpecado la complican aún más, cuenta el hermano mayor, José Rodríguez.

En total son unos 18.000 euros lo que costará recuperar esta insignia con más de un siglo de historia. Y cuando la economía escasea se agudiza el ingenio. De las tradicionales rifas "ya no se consigue mucho", comenta Rodríguez. Y de las carreras de cintas tampoco. Es la barra, que han montado horas antes, de donde más se obtiene. Las carreras son el espectáculo que atrae las miradas de los curiosos y la excusa para refrescarse la garganta.

La carrera de cintas de Gelves era de mulos y comenzó con retraso para que el sol dejase de apretar. El escenario, un campo de fútbol de albero con dos porterías en los fondos. En el centro dos barras de metal sostenían una cuerda y ésta, a su vez, las cintas con sus pequeñas anillas. Los primeros pases de los jinetes con sus bestias no tienen éxito y ninguno consigue atrapar las cintas. Al fin uno atina en el pequeño agujero y el público prorrumpe en vítores y aplausos. Había ya ganas.

Santiago Torres y su familia viven en Almensilla y tienen alrededor de 15 bestias con las que trabajan en el campo y a veces compiten. "Participamos en varias carreras al año por los distintos pueblos". No sólo les gusta, sino que los premios son un plus para la economía. En la pasada Feria de Gines consiguieron un segundo puesto.

La hermandad del Rocío de Gelves no sólo organiza carreras para recaudar fondos: en el año se suceden un potaje rociero, la barra de los carnavales o el sorteo de un traje rociero.

  • 1