Local

El presidente de la Audiencia pide otro juzgado de guardia y más magistrados

Damián Álvarez repasó la carencias de la Justicia en una conferencia, en la que solicitó más medios porque los jueces se ven obligados a «mendigar».

el 24 jun 2014 / 13:14 h.

TAGS:

La fiscal jefe, María José Segarra; el decano de los abogados, José Joaquín Gallardo; y el presidente de la Audiencia Provincial, Damián Álvarez. / José Luis Montero La fiscal jefe, María José Segarra; el decano de los abogados, José Joaquín Gallardo; y el presidente de la Audiencia Provincial, Damián Álvarez. / José Luis Montero El presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez, mostró ayer su cara más crítica en una conferencia en la que reclamó más medios para una Justicia que se ve «obligada a mendigar» por la falta de inversiones. Álvarez cree que es imprescindible que en la ciudad se cree el cuarto juzgado de guardia para juicios inmediatos y la Novena Sección de lo Penal de la Audiencia Provincial, lo que implicaría la dotación de tres o cuatro magistrados más para este órgano. El presidente de la Audiencia rehusó hablar de la «quimera y el mito» que supone la Ciudad de la Justicia tras 15 años «debatiendo sobre ubicación», por lo que reclamó actuaciones concretas y urgentes para reformar las actuales sedes judiciales. A su juicio, la reubicación de funcionarios es una necesidad, ya que en algunos órganos «sobran». La conferencia de Álvarez tuvo lugar en el Club Antares y en la misma hizo un repaso integral a la situación que atraviesa en la actualidad la administración de Justicia desde todos los puntos de vista: estadístico, legislativo y dotacional. En su discurso, lamentó la «indigencia presupuestaria» en la que está sumida esta administración que se ve obliga a «mendigar» por la «endémica penuria de medios que padecen tras décadas de abandono y olvido», no sólo ahora en época de crisis, sino también durante la bonanza económica. «El poder judicial se encuentra en un permanente estado de indigencia presupuestaria y ha de suplicar, y en ocasiones mendigar, lo más básico para poder funcionar», dijo. Esto ha hecho que las «carencias estructurales y deficiencias crónicas y enquistadas» de la Justicia, se hayan ido «acumulando a lo largo de décadas de abandono, postergación y olvido». Unas circunstancias que ha hecho que los ciudadanos tengan «una imagen negativa» y «distorsionada» a pesar de que su realidad es «mejor». Álvarez hizo un repaso de las necesidades por jurisdicciones, haciendo especial hincapié en la necesidad de dotar a Sevilla del que sería el cuarto juzgado de guardia, que según su criterio debe destinarse a «los juicios inmediatos», las conocidas faltas, «porque el que está pese a celebrar 30 juicios al día no da abasto». La Audiencia Provincial también necesitaría la creación de la Novena Sección, que se vendría a sumar a las cuatro de la jurisdicción Penal que ya existen en la actualidad. Esto quiere decir que este órgano contaría con tres o cuatro magistrados más, además de su plantilla de funcionarios. «Hay el rumor de que este año se van a crear nuevas plazas de jueces y voy a luchar porque tengamos un nuevo órgano colegiado», dijo al respecto. En este sentido, también destacó los importantes problemas que presenta la jurisdicción Social, donde «he sabido que hay juicios que se están señalando a dos o tres años. Me produce escalofrío». «Estos juzgados están absolutamente desbordados y colapsados y próximos al colapso total», dijo, pues cada uno de estos once juzgados soporta el doble de la carga de trabajo prevista por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Así, fue destacando una por una todas las necesidades, asegurando que en la actualidad sólo los juzgados de lo Contencioso-Administrativo, los de Violencia de la Mujer y las secciones Civiles de la Audiencia son las más desahogadas, pese a que también trabajan por encima del módulo. «Sobran funcionarios», llegó a decir de estos juzgados por lo que apostó por la reubicación de la actual plantilla para lograr un mejor reparto del trabajo.   SANLÚCAR VS MADRID. Sobre la provincia, dijo que el partido judicial que mayores problemas presenta es el de Sanlúcar la Mayor, en el que «proporcionalmente, reciben más asuntos que en Madrid», aseguró. De hecho, mantuvo que ante la falta de inversiones «la única solución que se me ocurre ya» es la hacer desaparecer este partido judicial e «integrarlo en Sevilla para repartir la carga de trabajo», explicó el presidente de la Audiencia. En cuanto a las estructuras judiciales, Damián Álvarez dijo que «nunca más» va a hablar de la Ciudad de la Justicia. Un proyecto que se ha convertido «en una utopía, un mito. He dejado de esperar a Godot, como diría Samuel Beckett». En este sentido, reclamó que se lleven a cabo «reformas que se quedaron esperando y otras de reducido coste», que él entiende que se deben abordar con carácter urgente. Así reclamó despachos individuales para los magistrados, salas para testigos y víctimas y una «gran sala de vista para los macrojuicios cada vez más habituales». Álvarez también propuso poner en marcha la nueva Oficina Judicial, el expediente digital y acabar con la «dispersión» de competencias. Igualmente, aseguró que «la organización judicial ha quedado obsoleta y desfasada, y la disponibilidad de recursos humanos y materiales sigue sin estar a la altura de otras administraciones públicas».

  • 1