martes, 26 marzo 2019
10:53
, última actualización
Local

El presidente de la Audiencia plantea que Artillería sea sede judicial

La Junta se opone porque rehabilitar y adaptar el edificio llevaría 10 años.

el 02 feb 2010 / 21:16 h.

TAGS:

El edificio de la Fábrica de Artillería, en la avenida Eduardo Dato.

Crear un "triángulo de la Justicia" entre el Prado, Viapol y la antigua Fábrica de Artillería, situada en Eduardo Dato, es la propuesta que lanzó ayer el presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla, Damián Álvarez, ante el retraso evidente de la futura Ciudad de la Justicia. Una propuesta que el pasado mes de diciembre ya puso sobre la mesa el decano de los jueces, Federico Jiménez Ballester, en un acto público y que ayer fue rechazada por la Delegación Provincial de Justicia.

Álvarez, que presentó a los medios los datos estadísticos de la Audiencia en 2009, no quiso hacer ninguna valoración sobre el retraso que lleva el proyecto de Ciudad de la Justicia en Los Gordales, bloqueado por un pleito judicial. "Ya ni entro ni salgo en el tema de Los Gordales, es más sobre lo mismo", dijo, tras lo que propuso buscar una alternativa -a un proyecto del que se llevaba hablando ya diez años y cuya ubicación en los terrenos de la Feria se decidió hace siete- con la adaptación de la antigua Fábrica de la Artillería, de 20.000 metros cuadrados, como sede judicial. "No digo que se haga allí la Ciudad de la Justicia, sino que se use como un edificio más", explicó.

La propuesta lanzada por Álvarez no dejó indiferente a la Junta, que ayer por la tarde ya mostró su negativa a través de un comunicado. En el mismo, la delegada provincial de Justicia, Francisca Amador, aseguró que sería necesaria una década para rehabilitar y adaptar este inmueble a las necesidades de una sede judicial. "La Fábrica de Artillería tiene un importante nivel de protección", por lo que, según la delegada, sólo el proyecto de rehabilitación "se alargaría unos cinco o seis años", a lo que habría que sumar "varios años más para adaptar el edificio a infraestructura judicial".

Amador también recordó que la Consejería "ni siquiera es la titular del inmueble", por lo que defendió que los juzgados, hasta que se construya la Ciudad de la Justicia, continúen en el entorno del Prado y en el edificio Noga al que se han trasladado recientemente los juzgados de lo Social y de lo Penal.

Sobre esta nueva sede judicial el presidente de la Audiencia afirmó que es necesario mejorar una serie de deficiencias, de las que dijo que "son lógicas cuando se inaugura un edificio". Lo que sí consideró urgente es la puesta en marcha del Servicio Común de Ejecutorias que, aunque se anunció para enero, se atrasó por la falta de acuerdo con los sindicatos.

Álvarez también instó a que se ejecuten cuanto antes las obras de mejora del edificio de la Audiencia, que llevan un retraso de cuatro años. A la falta de presupuesto (el coste es de tres millones de euros) se une "el problema de que ahora habrá que adaptar el proyecto al nuevo modelo de oficina judicial".

  • 1