Local

El presidente de Sudán carga contra el TPI durante una visita a Darfur

El presidente sudanés, Omar el Bashir, ha cargado contra el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Luis Moreno Ocampo, que la semana pasada pidió a la Corte que emitiese una orden de arresto internacional contra él acusándolo de genocidio y crímenes contra la Humanidad en Darfur. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 08:32 h.

TAGS:

El presidente sudanés, Omar el Bashir, ha cargado contra el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Luis Moreno Ocampo, que la semana pasada pidió a la Corte que emitiese una orden de arresto internacional contra él acusándolo de genocidio y crímenes contra la Humanidad en Darfur. El presidente sudanés, que hoy precisamente ha visitado la región, fronteriza entre Sudán y Chad, ha prometido devolver la paz a la zona.

Ante miles de personas que le aclamaban en Al Fasher, capital de la provincia de Darfur del Norte, Bashir ha pronunciado un discurso para acusar a Ocampo de querer derribar a su Gobierno por pedir su detención. El fiscal del TPI le atribuye "directamente" la muerte de 35.000 personas en la región, inmersa en un conflicto que se ha cobrado al menos 300.000 vidas y ha causado 2,5 millones de desplazados en cinco años, según la ONU. El Gobierno de Bashir rebaja la cifra a 10.000 muertos.

Encaramado a una furgoneta y blandiendo un bastón de mando, el presidente sudanés ha acusado a Ocampo de "querer asustarle" como parte de una estrategia de los países occidentales para sabotear sus esfuerzos por la paz en Darfur. "Si Ocampo quiere aterrorizarnos, le diremos que no nos postramos ante nadie más que ante Dios todopoderoso", ha dicho Bashir en su discurso. El pasado 14 de julio, cuando Ocampo solicitó su detención, Bashir ya respondió que no reconoce la legitimidad del TPI.

"Yo digo a los habitantes de Darfur que vamos a devolverles la paz y la seguridad", ha dicho Bashir en su primera visita a Darfur desde que fuera acusado. "Vamos a devolver a los desplazados y a los refugiados servicios básicos como el agua, la sanidad y la electricidad", ha anunciado, rodeado de unos miles de simpatizantes de su Gobierno. En su camino hacia el lugar del discurso, el presidente se ha detenido a hablar con habitantes de la ciudad, a quienes igualmente ha hecho todo tipo de promesas.

Los asistentes al acto enarbolaron pancartas en las que se criticaba a Ocampo y en las que se leían mensajes como "No a la negociación, no al chantaje y no al terror". La visita de Bashir a Darfur llega en un momento de máxima tensión, apenas tres semanas después del asesinato de siete cascos azules de la misión conjunta de la Unión Africana y la ONU desplegados en esta zona.

  • 1