domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Deportes

El presidente del Betis califica de "clamoroso" el penalti de Sergio Ramos

El Betis excusa al colegiado por sus errores al mismo tiempo que pide respeto para un club que es "un grande".

el 12 mar 2012 / 18:42 h.

El Betis-Real Madrid está teniendo uno de los terceros tiempos más absurdos de la historia del fútbol español. Absurdo es que exárbitros contratados por los diarios deportivos de la capital se empeñen en negar el penalti de Sergio Ramos y más absurdo incluso es defender lo indefendible cuando el resultado del encuentro ya no se puede variar y no pasa nada por reconocer que el árbitro erró. Pero así es. Sagués Oscoz se equivocó, como se equivocan los delanteros cuando fallan goles o los defensas cuando los encajan, y el madridismo oficial se empeña en proclamar que no existieron tales errores mientras el Betis, en una postura que le honra, se muestra comprensivo con el colegiado y se pone a pensar en el Rayo Vallecano. Lo cual no quita, obviamente, para que al mismo tiempo reivindique el respeto que se merece como "centenario" que es.

Así se expresó ayer el presidente del Betis, Miguel Guillén, que primero enumeró los fallos arbitrales que perjudicaron a su equipo frente al líder y después perdonó a su autor, por decirlo de alguna manera. "El penalti de Sergio Ramos es clamoroso y el primer gol de ellos viene precedido de una falta a Jorge Molina; en el partido del Valencia, Tino Costa fue expulsado por una entrada similar a la de Xabi Alonso a Molina... Pero sabemos que es muy difícil tomar decisiones en una milésima de segundo. No dudamos de que el árbitro no lo vio o lo interpretó de otra manera. Estamos convencidos de que los errores arbitrales no inciden en el resultado final de la temporada", indicó el dirigente. "Se equivocó, pero lo vemos normal. Entrar en polémica con los árbitros no nos aporta absolutamente nada", apostilló.

A partir de ahí, el discurso de Guillén, el discurso del Betis, cambió de argumento y se centró en advertir que un error está bien, pero no más. "Sí diría que el Betis es un club grande de la Liga española, un histórico, con una afición ejemplar y una plantilla que está trabajando muy duro para lograr los puntos de la permanencia. Desde los despachos del Villamarín estamos trabajando con diligencia y responsabilidad para atender la deuda con nuestros acreedores. Así que confiamos plenamente en que los árbitros se equivocan unas veces en contra y otras a favor. Eso es inevitable", sentenció el presidente. "El club sabe que los errores se producen en los dos sentidos. Seguramente el día de mañana tendremos otros errores que nos favorezcan", auguró.

El mensaje del Betis llega un día después de que varios exárbitros dudasen o directamente negasen el penalti de Sergio Ramos. El ilustre Joaquín Ramos Marcos, por ejemplo, dijo lo siguiente: "Que demuestren que hay mano. No se puede pitar penalti, sólo se puede pitar cuando el jugador corta el balón intencionadamente con la mano". Y Raúl García de Loza comentó que "si le toca en el brazo, no hay intención". "Esas opiniones no me interesan, la única que me interesa es la del árbitro en el terreno de juego. Pero no podemos negar lo evidente una vez vistas las repeticiones", replicó Guillén.

  • 1