martes, 22 enero 2019
20:49
, última actualización
Local

PP, PSOE e IU pactan subir sueldos en la Cámara y rectifican al hacerse público

El acuerdo, de 20 de marzo, subió el salario al presidente en 400 euros al mes en dietas, y 500 a portavoces adjuntos. Griñán ordena a Gracia anular la subida. Los tres grupos aplauden la rectificación pero esquivan la autocrítica

el 30 may 2013 / 12:32 h.

TAGS:

parlamentoEl pasado 20 de marzo, hace más de dos meses, PP, PSOE e IU acordaron por unanimidad en la Mesa de la Cámara y en la junta de portavoces subir el sueldo del presidente del Parlamento, el socialista Manuel Gracia, y de los portavoces adjuntos de los tres partidos. Gracia aumentó su salario en 400 euros al mes en dietas, pasando a cobrar 6.957 euros mensuales, mientras que los portavoces adjuntos (cuatro del PP, cuatro del PSOE y una de IU) se vieron beneficiados por una subida lineal de 2.000 euros al mes (500 semanales) para dietas de alojamiento y manutención. El acuerdo se publicó en la web del Parlamento como “actualización de las retribuciones”, pero ni se publicitó, ni se explicó, ni se trasladó directamente a los medios, como suelen hacer los portavoces de los tres partidos tras sus reuniones quincenales. La publicación ayer de esta información en Diario de Sevilla tuvo un efecto fulminante y, en pocas horas, la Cámara emitió un comunicado anunciando una rectificación: Gracia propondrá a los grupos la anulación del acuerdo. La presidenta del PSOE-A, Amparo Rubiales, escribió en su cuenta de Twitter: “Griñan no se había enterado de la subida de sueldos del presidente del Parlamento y portavoces y ordena suspender la medida. Bien!!!”. Pese a la rectificación, el grado de indignación ciudadana se disparó a través de las redes sociales. Los mismos partidos que pactaron la subida salarial sin hacer mención de ella en dos meses llevan las últimas semanas hablando de hacer un mayor ejercicio de transparencia para frenar la desafección hacia la política. Tanto el Gobierno del PP, en Madrid, como el Ejecutivo de PSOE e IU en Andalucía están a punto de aprobar sendas leyes de transparencia. El propio Gracia, en su discurso institucional del 28-F, dejó dicho: “Debemos activar dos palancas fundamentales: transparencia y participación. Ambas deben estar impregnadas de una actitud de ejemplaridad en el ejercicio de la responsabilidad política. (...) La incorporación de las nuevas tecnologías ha abierto las puertas y las ventanas de este edificio para que accedan los andaluces y conozcan cada iniciativa, cada decisión que les pueda afectar para la solución a sus necesidades o para garantizar sus libertades y derechos”. El aumento de retribuciones en el Parlamento contrasta con la pérdida adquisitiva de miles de empleados públicos y con un constante rum rum de Gobierno y oposición sobre políticas de austeridad y control del gasto público, una bandera que se esgrime como un ejercicio de responsabilidad en una región que soporta un 36,7% de parados. Todos estos condicionantes ya estaban sobre la mesa el 20 de marzo, cuando PP, PSOE e IU acordaron la subida de sueldos. Pero fue ayer, tras su publicación en prensa, cuando el presidente José Antonio Griñán telefoneó a Gracia, luego éste llamó a los portavoces de los tres grupos y en pocas horas el Parlamento emitió el comunicado para anunciar la rectificación. Ningún partido hizo autocrítica severa, ni censuró al oponente, ni se aproximó mínimamente al grado de retórica y contundencia con la que suelen presentar a diario sus denuncias y reivindicaciones. Los tres grupos se centraron en aplaudir la rectificación, dijeron estar de acuerdo en que no es el momento más adecuado para subir el salario a los políticos y pasaron de puntillas por el hecho de que, dos meses atrás, ellos mismos fueron quienes decidieron por unanimidad aprobar esta medida. El comunicado de Gracia nombra ya la “subida” salarial, aunque hasta entonces venían denominándolo “cambio de categoría”. El acuerdo decía que los portavoces adjuntos se equiparaban a los miembros de la Mesa y a los portavoces, cobrando las mismas dietas por alojamiento y manutención: 500 euros semanales, con independencia de donde vivan. El presidente pasaba de percibir 500 euros a 600 por semana (2.400 euros al mes). Oficialmente la subida se justificó “en la actividad que desarrollan dichos parlamentarios”. Los 109 diputados andaluces cobran el mismo salario: 3.020 euros al mes [en los últimos años se les ha recortado un 7,1% del sueldo]. El presidente percibe un complemento mensual de 1.537 euros, y de ahí para abajo, los pluses por cargo oscilan entre 1.234 euros el que más a los 175,8 euros el que menos. ROJASCarlos Rojas Portavoz del PP-A “La postura del PP es que esa resolución debe ser retirada” El portavoz del PP-A en el Parlamento, Carlos Rojas, no quiso explicar ayer por qué se adoptó el acuerdo de la subida salarial hace dos meses ni por qué no se trasladó a la ciudadanía. Rojas se limitó a decir que “la postura del PP es que esa resolución debe ser retirada y así lo hemos convenido con el presidente de la Cámara esta mañana [por ayer], que es quien está dirigiendo esta cuestión”. psoe-mariojimenezMario Jiménez Vicesecretario Gral. PSOE-A “La decisión se tomó por unanimidad, pero en estos momentos debe imperar la austeridad” b El portavoz del PSOE-A Francisco Álvarez de la Chica rehusó explicar cómo se decidió la subida salarial. El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, tampoco habló de la medida, aclaró que fue por “unanimidad” y se centró en la rectificación, que tildó de “acertada”. “Ahora tiene que imperar la austeridad”, dijo, y pidió “esperar al final del ejercicio y a los próximos presupuestos para ver si permiten esa actualización de las retribuciones”. jose_antonio_castroJosé Antonio Castro Portavoz de IU-CA “No fue una decisión afortunada ni acertada, pero hay que poner en valor la rectificación” El portavoz de IU, José Antonio Castro, aseguró que “vista la reacción que ha provocado la medida, creemos que no fue una decisión afortunada ni acertada, pero hay que poner en valor la rectificación y no hay que cebarse con el presidente de la Cámara, porque no fue una decisión suya, sino de todos los grupos”. No obstante, Castro recordó que los diputados andaluces son los que menos cobran de España.

  • 1