Local

«El presidente Uribe creaba tensión con Venezuela»

El presidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura en Colombia, similar a nuestro Consejo General del Poder Judicial, es un experto en los métodos del sistema judicial en aras de un mejor servicio.

el 16 oct 2010 / 19:20 h.

TAGS:

El magistrado colombiano Hernando Torres ha visitado Sevilla recientemente para impartir unas conferencia
-Tenemos la imagen de Colombia como un país corrupto. ¿Es cierta dicha percepción?
-Hay hechos determinados en todos los países que producen esa imagen hacia fuera de todo el país, lo cual es injusto. En Colombia, en efecto, hay dificultades y algunas organizaciones, como las paramilitares y las del narcotráfico, que han hecho mucho daño con nuestra imagen internacional.
-¿Y qué hacen contra ello?
- Ha habido numerosos procesos penales con lo que se ha reaccionado muy dignamente desde las instituciones. 65 políticos han sido juzgados. Los problemas del narcotráfico llegan a las instancias políticas y empresariales. Es una forma de ganar recursos económicos fácilmente.
-¿Y es un país inseguro, cómo también percibimos?
- Hace diez años había muchas dificultades para moverse por algunas zonas del país, aunque Uribe logró sanear buena parte. Los secuestros y asaltos se han reducido sustancialmente. El presidente actual, Juan Manuel Santos, va a seguir esta línea aunque, lógicamente, hay dificultades. Los paramilitares siguen cometiendo actos terroristas pero el país ha reaccionado bien. Hay zonas conflictivas, como en todas las ciudades del mundo, pero cualquier turista puede pasear tranquilo por las principales zonas de Bogotá, Cali y Cartagena, por ejemplo.
-Y ser juez de primera línea en Colombia, ¿es profesión de alto riesgo?
- Ahora, todos los procesos son orales y vistos en audiencias públicas, con los medios de prensa y los ciudadanos. En definitiva, con esto le quiero decir que el juez siempre da la cara ante todos, aunque haya personas que no estén de acuerdo con sus decisiones. Recientemente hemos sufrido el asesinato de tres jueces. La delincuencia organizada es la que crea más problemas pero creemos que este sistema oral es un importante aporte democrático.
-Santos ha reconducido la relación con Venezuela, ¿con Uribe era imposible?
- Hay formas y temperamentos. Santos ha generado un espacio de diálogo con Venezuela que implica rehacer las relaciones políticas, comerciales y diplomáticas. Antes ocurría que Uribe fustigaba con que había una permeabilidad de guerrillas de un país a otro y eso creaba tensión continua. Ahora se ha empezado el diálogo y los dos países lucharán contra todas las formas del crimen organizado. Las conversaciones han generado mucha tranquilidad en el pueblo. Los dos países siempre hemos sido hermanos
-¿Qué supondrá la muerte del líder de las FARC?
- Las incursiones contra la guerrilla son permanentes. Ese proceso de diálogo nos hace mucho bien. Queremos un proceso de paz que no hemos tenido en su totalidad, sólo parcialmente. Queremos una república en la que impere completamente la Constitución.
-¿Ingrid Betancourt se equivocó al demandar al Estado? ¿Está intentado sacar tajada de su secuestro?
- Si me lo permite, prefiero no opinar sobre este tema dado que formo parte de la administración de Justicia colombiana.
-¿Hay relación directa entre ETA y las FARC?
- Es otro tema que se ha planteado entre los dos gobiernos. Nosotros trabajamos permanentemente para alcanzar la paz, y por todos los caminos posibles. Este tema está más en la Cancillería. No le puedo decir más.
-¿Qué le parece que el juez Garzón ha sido apartado de la Audiencia Nacional por investigar las muertes del franquismo?
- En Colombia tenemos un proceso difícil que se llama justicia transicional, que va más allá de la Justicia penal clásica: verdad, justicia y reparación. Los grupos que han hecho daño a la sociedad deben repararlo. Estos procesos se dan en cada situación de la historia y según los pactos de la sociedad. En Colombia no tenemos el mismo escenario que en España pero siempre vemos positivo que se intente establecer la verdad.
-Entonces, ¿está en desacuerdo?
-No tenemos los elementos para saber qué pasó con Garzón. Toca dejarlo para que lo evalúe la sociedad española. No iría más allá. Sí le digo que el hombre tiene necesidad de reparar y establecer la verdad, y normalmente se hace siempre después de que haya ocurrido el conflicto.

  • 1