Local

El presidente ya tiene su foto

Cinco años ha tenido que esperar el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para mantener una reunión oficial con un presidente de EEUU. Su decisión de retirar las tropas españolas de Irak le cerró las puertas de la Casa Blanca.

el 16 sep 2009 / 00:58 h.

TAGS:

Cinco años ha tenido que esperar el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para mantener una reunión oficial con un presidente de EEUU. Su decisión de retirar las tropas españolas de Irak le cerró las puertas de la Casa Blanca. Después de su anuncio del 18 de abril de 2004, su relación con el anterior presidente norteamericano, George W. Bush, se limitó a unos cuantos encuentros puntuales -cronometrados por la prensa- en unas tantas cumbres internacionales y a tres conversaciones telefónicas.

Ayer, minutos después de la hora prevista, las 14.55, Zapatero se hacía la ansiada foto con Barack Obama. No fue en el Despacho Oval. El escenario fue Praga, en el marco de la cumbre UE-EEUU que se desarrolló en la capital checa, que ostenta este semestre la presidencia de turno de la Unión Europea. Con esta foto Zapatero se quita una espina. Hasta ayer Zapatero era el único presidente de la democracia española -a excepción de Leopoldo Calvo Sotelo que estuvo en el cargo menos de dos años (25-2-1981 al 24-12-1982)- que no había sido recibido por un comandante en jefe de EEUU.

Las relaciones personales de los mandatarios de uno u otro país nunca habían impedido hasta la llegada al poder de Zapatero y Bush hijo las visitas de unos y de otros. Así, el presidente Adolfo Suárez (1977-1981) coincidió con el demócrata James Carter (1977-1981), el cual visitó nuestro país en 1980. Ese mismo año Suárez viajó a EEUU y firmó allí la futura entrada de España en la OTAN. Por su parte, Felipe González (1982-1996) convivió con los republicanos Ronald Reagan (1981-1989), George Bush padre (1989-1993) y con el demócrata Bill Clinton (1993-2001). González, cuya elección levantó más de una suspicacia en Washington por su condición de socialista, viajó en numerosas ocasiones a EEUU en 1983, 1985, 1990, 1992 y 1993; visitas que siempre fueran correspondidas por Reagan, Bush padre y, por supuesto, Clinton.

Mientras que José María Aznar (1996-2004) coincidió con Bill Clinton y George Bush hijo, con el que tuvo la relación más estrecha que cualquier jefe del Ejecutivo español haya tenido jamás con un presidente de EEUU. Aznar, con Bush hijo, no sólo visitó la Casa Blanca y el Despacho Oval, también fue huésped del rancho familiar de los Bush en Crawford (Texas).

Por ello Zapatero esperaba con tantas ansias la reunión de ayer con Obama. En el álbum faltaba esa fotografía. Una (falta de) imagen que la oposición y la prensa le ha echado en cara en más de una ocasión. Frente a la familiaridad con que Bush trató a Aznar (y viceversa), Zapatero sufrió la mayor de las frialdades por parte del tejano, ya que jamás le perdonó que se llevara las tropas españolas de Irak.

Pero Zapatero ya tiene su foto y unas más que amables declaraciones del hombre más buscado del planeta: "Estoy contento de poder llamarle mi amigo", le dijo ayer Obama a Zapatero ante la prensa internacional justo antes de la reunión bilateral.

Zapatero no cabía en sí de gozo, hasta que se filtró la noticia de una más que inminente crisis en el Gobierno socialista. Y es que después de cinco años persiguiendo una foto con el presidente de Estados Unidos, Rodríguez Zapatero permitió que los cambios en su Ejecutivo le arrebatasen hoy los titulares de su anunciada reconciliación con Estados Unidos.

  • 1