martes, 26 marzo 2019
21:05
, última actualización
Economía

El préstamo al consumo cae el 44% en el cuarto trimestre

El crédito al consumo a familias y empresas se desplomó un 44% en el cuarto trimestre de 2008 respecto al mismo periodo del año anterior, según las estimaciones de La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef). Por categorías, el mayor descenso corresponde a los créditos para la compra de automóviles (-56,01%).

el 15 sep 2009 / 20:53 h.

El crédito al consumo a familias y empresas se desplomó un 44% en el cuarto trimestre de 2008 respecto al mismo periodo del año anterior, según las estimaciones de La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef). Por categorías, el mayor descenso corresponde a los créditos para la compra de automóviles (-56,01%), mientras que la financiación al consumo cayó un 48% y la de las tarjetas revolving, que ofrecen crédito con un límite y condiciones de pago determinadas, un 31,4%.

Sólo en diciembre, el crédito al consumo cayó un 48,8% en tasa interanual, lo que pone de manifiesto "el significativo empeoramiento de la situación", según Asnef. En el conjunto de 2008, el descenso es del 21,9%, con unos 28.600 millones, lo que rompe con la tendencia alcista registrada en los tres años anteriores.

Para contrarrestar estas cifras, Asnef -que agrupa a casi todas las entidades especializadas en facilitar el acceso a bienes de consumo y de producción a consumidores y empresarios- reclamó al Gobierno poder acceder directamente a las subastas de liquidez y los avales, como los bancos y cajas de ahorros. La asociación afirmó que, aunque podría acceder a las medidas de apoyo diseñadas por el Ejecutivo, debe hacerlo a través de bancos y cajas de ahorros, y que el coste de la financiación lo hace "inviable".

A su parecer, el descenso del crédito al consumo en el cuarto trimestre confirma la gravedad de la crisis en España. "Cuando el consumo se retrae es que algo va muy mal", aseguró el vicepresidente de Asnef, Luis Martín Valencia. Por otro lado, el deterioro del empleo también incide en la morosidad de los créditos concedidos por los establecimientos financieros de crédito, que se elevó al 5% el pasado año, cota que podría rebasarse en 2009 si persiste la subida del paro, aseguró Martín.

  • 1