jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Cultura

El primer Goya para Los Shespirs

Cuando la directora salmantina Isabel de Ocampo subió el pasado domingo a recoger su Goya al Mejor Cortometraje de Ficción por Miente, dedicó el galardón a Los Shespirs, joven compañía de teatro fundada en el IESJoaquín Romero Murube.

el 15 sep 2009 / 22:10 h.

Cuando la directora salmantina Isabel de Ocampo subió el pasado domingo a recoger su Goya al Mejor Cortometraje de Ficción por Miente, dedicó el galardón a Los Shespirs, joven compañía de teatro fundada en el IESJoaquín Romero Murube, en las Tres Mil Viviendas, sobre la cual está rodando actualmente un documental.

De Ocampo conoció tiempo atrás en un congreso de la Universidad de Granada a Matilde López, la profesora que ha inculcado a sus alumnos la pasión por el teatro, y de inmediato supo que quería contar esa historia en 35 milímetros. "Cuando me dijeron que era candidata a los Goya, supe que si lo ganaba se lo dedicaría a Los Shespirs. A través del teatro están consiguiendo cosas increíbles", afirma la cineasta.

Matilde López, una docente con larga experiencia en centros considerados problemáticos, siempre quiso vincular su profesión con su pasión por las tablas. "Cuando llegué a las Tres Mil, hace seis años, encontré en el teatro una forma de motivar a los chavales", recuerda. Y aunque ha logrado que jóvenes que apenas sabían leer reciten ahora a Shakespeare con una óptima dicción, "lo de menos es montar obras. Aquí aprenden control de la risa, vocalización, relajación, lectura", explica. "En el escenario encuentran un espacio protegido donde pueden vivir otras vidas".

Con 19 chicos de edades comprendidas entre los 11 y los 17 años, Los Shespirs empezaron trabajando adaptaciones de clásicos a un nivel básico. El estreno de Mucho ruido y pocas nueces -dos horas seguidas defendiendo un texto de cierta complejidad- supuso un punto de madurez del proyecto. "A partir de ahí dijimos: vamos a usar el teatro para transmitir mensajes. Cada año decidimos cuál queremos dar al mundo", prosigue López, y destaca: "Sin el apoyo de mis compañeros y del equipo directivo, nada de esto habría sido posible".

A través de su exitosa versión de La casa de Bernarda Alba, de Lorca, cuestionaron el papel de la mujer en la propia sociedad en la que viven. Con Yerma siguieron acumulando premios en certámenes de todo el país, desde Gines a Ávila. Ahora trabajan en otro shakespeare, Romeo y Julieta, pero los Montescos y Capuletos serán respectivamente payos y gitanos. Matilde López hace hincapié en que "en el grupo hay payos, gitanos y entreverados, y todos apoyan el mensaje".

Al comenzar Isabel de Ocampo a realizar las primeras filmaciones de Los Shespirs, los incipientes actores "se han puesto muy contentos, es una experiencia extraordinaria para todos", asegura. Como regalo adicional, y a través de la directora, los chavales han recibido la visita especial de profesionales que comparten experiencias con ellos y les enseñan técnicas y ejercicios.

La última fue la actriz Natalie Seseña. "Están encantados con todo lo que les enriquezca", dice López. "La mayoría sabe ya que quiere dedicarse a esto, y una forma de premiarlos es conocer a actores famosos y aprender de ellos", apostilla. De momento, el pasado domingo se llevaron su primer Goya, aunque fuera dedicatoria mediante.

  • 1