Local

El primer ministro noruego: las masacres han fortalecido la democracia del país

el 22 jul 2012 / 09:54 h.

TAGS:

El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, ha asegurado que la masacre de Utoya y el atentado en Oslo ha fortalecido la democracia del país con motivo del primer aniversario de esta cadena de ataques perpetrada por Anders Breivik, que acabó con la vida de 77 personas e hirió a varios cientos.

"A día de hoy, Noruega está más imbuida en la democracia y en la diversidad que el 22 de julio de 2011", ha declarado Stoltenberg, en una entrevista concedida al diario germano 'Süddeutsche Zeitung' y publicada este sábado.

Stoltenberg ha enfatizado en el fortalecimiento de la democracia en Noruega desde la masacre de Utoya. "Trató de causar mucho pesar y daño, y muchas personas vivirán con estas heridas, pero fracasó en su principal cometido: hacer de Noruega un país menos abierto y tolerante", ha afirmado en otra entrevista concedida al periódico británico 'The Daily Telegraph' que se publica este domingo.

En este sentido, el 'premier' noruego ha insistido en que la "sociedad democrática ha ganado". "Nuestra respuesta (a los ataques) es más democracia, más apertura y más humanidad", ha ensalzado. La democracia es "la más importante de las armas para luchar contra la violencia", ha indicado Stoltenberg.

NO SIGUE EL JUICIO A BREIVIK

Sobre Breivik, Stoltenberg evita pronunciarse e incluso sostiene que "no ha seguido de cerca el juicio". "Tenemos que demostrar, hasta en este caso, que somos capaces de tener un juicio normal, de acuerdo con las leyes noruegas" a pesar del grave "ataque a la sociedad democrática", ha añadido.

El autor confeso Breivik ha alegado que estos ataques eran necesarios para defender a Noruega de una "invasión musulmana". Ahora lucha por tratar que el tribunal no de declare demente, tras la evaluación de decenas de expertos.

En esta jornada de duelo nacional, las autoridades noruegas han organizado diversos conciertos y eventos culturales en la capital. En Utoya se celebrará un acto conmemorativo por la mañana, que contará con la presencia del rey de Noruega. Después, se oficiará una vigilia en una catedral próxima a Utoya y en la de Oslo, además de en otros puntos del país.

  • 1