Local

El principal aliado de Olmert le pide que deje el Ejecutivo

El ministro de Defensa y principal socio del Gobierno israelí, Ehud Barak, exigió al primer ministro, Ehud Olmert, que cese en sus funciones, tras destaparse un supuesto caso de corrupción.

el 15 sep 2009 / 05:33 h.

TAGS:

El ministro de Defensa y principal socio del Gobierno israelí, Ehud Barak, exigió al primer ministro, Ehud Olmert, que cese en sus funciones, tras destaparse un supuesto caso de corrupción. Barak le advirtió además de que si no lo hace, tratará de forzar un adelantamiento de las elecciones.

Barak, líder del Partido Laborista -de cuya participación en la coalición gubernamental depende la continuidad de Olmert al frente del Ejecutivo-, no puso plazos para el cumplimiento de su exigencia pero desde ayer autorizó que varios de sus diputados presenten un proyecto de ley para disolver el Parlamento.

Estas declaraciones se producen al conocerse que el primer ministro podría haber incurrido en un caso de corrupción. La Fiscalía le acusa de recibir hasta 500.000 dólares, durante 15 años, del empresario estadounidense Morris Talnsky, cuando la ley electoral israelí limita expresamente las donaciones a políticos a poco más de centenares de dólares.

"No creo que el primer ministro pueda acometer a la vez sus funciones de gobierno y sus asuntos personales", consideró Barak en rueda de prensa en alusión a las graves sospechas que pesan sobre Olmert. "Tiene que desconectarse de la dirección diaria del Gobierno", subrayó Barak al entender que, mientras el titular del Ejecutivo afronta una investigación judicial, no puede hacer frente a los actuales retos que Israel tiene por delante.

En sus palabras dejó a elección del jefe del Gobierno el método para apartarse de sus gestiones: "no seremos nosotros los que le digamos cómo hacerlo", dijo Barak. La ley israelí establece que el primer ministro puede pedir una exención de 100 días para problemas personales, en cuyo caso le sustituiría la ministra de Exteriores y viceprimer ministro, Tzipi Livni, quién no se ha pronunciado sobre el caso de corrupción.

La comparecencia de Barak coincide con el sondeo del diario Haaretz en el que el 70% de los encuestados no cree que Olmert tan sólo empleara el dinero con fines electorales. Pese a los sondeos y a las exigencias de Barak y la oposición, Olmert no ha tomado la decisión de abandonar.

  • 1