Local

El principal sospechoso del doble crimen de Avilés se entrega a la Policía

el 17 jun 2010 / 11:08 h.

TAGS:

El presunto autor del doble homicidio cometido anoche en Avilés, M.F.M., de 30 años, se ha personado este mediodía en la Comisaría de Policía de la ciudad en compañía de su abogado.

Fuentes policiales han informado de que el sospechoso, el propietario del club "Los Arcos", lugar frente al que fueron abatidos a tiros dos hombres de unos 30 años relacionados con los negocios de la noche, se entregó en la Comisaría a las 12.10 horas.

M.F.M., natural y vecino de Avilés, ha sido detenido como "presunto autor de dos delitos de homicidio" y a las 12.30 horas estaba siendo oído en declaración en dependencias de la Comisaría de Avilés.

La Policía Nacional había abierto un dispositivo para dar con el paradero del principal sospechoso de este doble crimen ocurrido anoche frente al club "Los Arcos", situado a las afueras de Avilés, en la Avenida de Lugo.

Según han apuntado hoy a Efe fuentes de la investigación, la hipótesis más probable que se maneja es que la muerte de estos dos hombres se deba a un "ajuste de cuentas entre personas vinculadas al mundo nocturno de Avilés".

Esta mañana se ha procedido a la autopsia de los cadáveres de los fallecidos, dos hombres de unos treinta años de edad, vinculados igualmente al mundo de la noche avilesina.

Uno de ellos es el hijo de un conocido empresario avilesino de este tipo de locales, que iba acompañado por el portero de uno de sus establecimientos, también asesinado.

Los hechos sucedieron pasadas las 21.00 horas de anoche frente al bar de alterne "Los Arcos", cerca de la llamada curva de Cristalería, una zona industrial situada a las afueras de Avilés.

La Policía Nacional comenzó a recibir llamadas de vecinos en torno a las 21.15 horas de la noche de ayer que indicaban que habían escuchado un tiroteo cerca de un lugar de alterne en la avenida de Lugo.

A partir de ese momento, agentes de la Policía montaron un dispositivo específico con varias dotaciones que se presentaron en el lugar y comprobaron la existencia de dos cadáveres tendidos en el suelo, con heridas por arma de fuego.

En el lugar se dispuso entonces a trabajar un equipo multidisciplinar formado por policías judicial y científica para realizar una inspección técnica del escenario del crimen, con la búsqueda de casquillos de bala y cualquier resto que pudiera ayudar a la reconstrucción de los hechos.

Hasta su entrega en la comisaría, la Policía había centrado sus trabajos en encontrar el paradero de este hombre que, según algunos testigos, podría haber disparado a las víctimas tras salir de su local y, que según otros, podría haber realizado varios disparos desde un coche en el que posteriormente se dio a la fuga.

 

  • 1