Local

El Príncipe de Asturias premia el valor de Betancourt

La política franco-colombiana Ingrid Betancourt no se podía imaginar hace poco más de dos meses, cuando todavía estaba secuestrada en la selva colombiana, cómo iba a cambiar su vida.

el 15 sep 2009 / 11:34 h.

TAGS:

La política franco-colombiana Ingrid Betancourt no se podía imaginar hace poco más de dos meses, cuando todavía estaba secuestrada en la selva colombiana, cómo iba a cambiar su vida: el 2 de julio fue liberada y el martes recibió el premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

El jurado concedió el galardón a esta mujer luchadora por "personificar a todos aquellos que en el mundo están privados de libertad y por su defensa de los derechos humanos y la lucha contra la violencia terrorista, la corrupción y el narcotráfico".

Betancourt, recientemente liberada tras permanecer secuestrada durante más de seis años a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se impuso en las votaciones finales del jurado a las candidaturas del Colegio de Europa, con sede en Brujas (Bélgica), y del jesuita español Enrique Figaredo, que trabaja en Camboya desde el año 1991 y ha hecho de su vida una cruzada contra las minas antipersonas.

El jefe del Ejecutivo asturiano, Vicente Álvarez Areces, en su calidad del presidente del jurado, fue el encargado de leer el acta en la que también se destaca "la fortaleza, dignidad y valentía con las que Ingrid Betancourt se ha enfrentado a seis años de injusto cautiverio". Con este premio, el jurado "quiere solidarizarse con todas aquellas personas que padecen las mismas dramáticas e inadmisibles condiciones que ella ha sufrido, así como con aquellos gobiernos que, al igual que el de la República de Colombia, trabajan por la consolidación del sistema democrático y las libertades cívicas".

Galardonada emocionada . Nada más conocer la decisión del jurado, Betancourt manifestó que recibe con "inmensa emoción, mucho respeto" y "humildad" la concesión del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, en nombre de sus antiguos compañeros de cautiverio, vivos y muertos.

Tras afirmar que no se merece "semejante distinción", indicó que ve en "este maravilloso suceso" un feliz presagio para quien sí la merece, su "amada patria, Colombia, sedienta de concordia y paz", afirmó la galardonada en un comunicado.

En esta nota difundida en París por la Federación Internacional de Comités Ingrid Betancourt (FICIP), la ex candidata a la presidencia de Colombia indicó que quisiera que el premio "aliviara la tristeza" de las familias de sus compañeros de cautiverio que murieron "como reconocimiento a su sacrificio".

Para empezar a "ganarse" el premio, Betancourt anunció su intención de "trabajar para los demás, rodearme de un equipo de personas que tengan mi mis-ma devoción y crear una fundación internacional" con el objetivo de impulsar "proyectos muy concretos". "Necesito un equipo de personas que, con su experiencia, voluntad e inteligencia, me permita reflexionar sobre cómo ayudar en un proceso que culmine con la liberación de mis compañeros" que aún siguen secuestrados.

Desde que se supo que Ingrid Betancourt logró el Príncipe de Asturias a la Concordia, las felicitaciones no se hicieron esperar. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, aprovechó el diálogo que tuvo ayer con la premiada a través de la emisora La FM, para afirmar que el galardón a la ex candidata presidencial colombiana es un reconocimiento al "símbolo que encarna a favor de la libertad en el mundo entero".

También el Príncipe de Asturias, como presidente de honor de la fundación que otorga los premios que llevan su nombre, y la Princesa de Asturias enviaron un telegrama de felicitación a Betancourt por haber logrado el galardón en la modalidad de la Concordia, en el que la definieron como un "símbolo de libertad y esperanza".

Por parte del Gobierno español fue su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, el que dio la enhorabuena a la galardonada, de la que destacó la "fortaleza y dignidad con las que se enfrentó a seis años de injusto cautiverio". El líder del PP, Mariano Rajoy, también elogió a Betancourt.

  • 1