viernes, 22 febrero 2019
18:57
, última actualización
Cultura

El Príncipe inaugura en Toledo el nuevo Museo del Ejército

el 19 jul 2010 / 21:04 h.

El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, presidió ayer la inauguración del Museo del Ejército de Tierra en el Alcázar de Toledo, donde manifestó su “orgullo y alegría” por que España cuente con la mejor exposición “del mundo” sobre la materia e hizo un llamamiento a “querer la Historia de España y proyectarla al futuro”.


Durante el brindis, el Príncipe tomó la palabra para manifestar su satisfacción por que el museo “vuelva a un lugar emblemático e inigualable” en referencia al Alcázar de Toledo, al tiempo que destacó que “pocas naciones pueden contar con una Historia tan llena de glorias y esperanzas” como la española, si bien también se refirió a sus “sombras”.

Don Felipe presidió el acto acompañado por las ministras de Defensa y Cultura, Carmen Chacón y Angeles González Sinde, respectivamente, así como el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. A todos ellos felicitó por sus “acertados” discursos. También se encontraba la cúpula militar encabezada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez, y el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general de Ejército Fulgencio Coll.

Según datos facilitados por el director del Museo del Ejército, general de Brigada Antonio Izquierdo, el nuevo centro en el Alcázar está compuesto por siete salas históricas –que recorren el devenir de los ejércitos desde 1492 hasta la actualidad–, trece salas temáticas y una sala de 900 metros cuadrados para exposiciones temporales.

Los 8.000 metros cuadrados de superficie de exposiciones están distribuidos por rutas temáticas como España y su historia militar, La Organización Militar y sus hombres, Los Medios Materiales, El Arte de la Guerra y Ejército y Sociedad.

Además de las salas mencionadas, el museo exhibe en su interior 2.100 metros cuadrados de restos arqueológicos del histórico edificio del Alcazar de Toledo, desde su primera construcción hasta restos más modernos, todo ello junto a las exposiciones.

Protegidos por un techo de 30 metros, los restos siguen una línea cronológica que data de la Edad del Bronce hasta el Alcázar Imperial de Carlos V, pasando por las dos murallas árabes de Toledo y restos medievales que también se ven representados.

El nuevo edificio habilitado en el Alcázar de Toledo dispone de diez almacenes para albergar fondos museísticos y cuatro talleres de restauración. A juicio del Ministerio de Defensa, el Museo del Ejército será uno de los tres museos más importantes del mundo al conservar en la actualidad 36.400 objetos que se reparten en la sede de Toledo y los depósitos realizados en otros museos militares, en unidades del Ejército y en instituciones civiles.

El centro de exposiciones en el Alcázar tiene una plantilla de 157 empleados, 50 de ellos militares –incluidos catorce guardias civiles– y 107 civiles. La plantilla actual representa un 85 por ciento del total de militares y un 52 por ciento del personal civil previsto.

El público podrá visitar a partir del 20 de julio el nuevo centro de referencia militar ubicado en el histórico edificio toledano, en horario continuo, desde las 10.00 hasta las 21.00 horas en verano y desde las 10.00 hasta las 19.00 horas desde octubre.

El histórico edificio del Alcázar de Toledo, que fue asediado durante la Guerra Civil por los republicanos y fue defendido en julio de 1936 por los militares dirigidos por el coronel Moscardó, también exhibirá algunos de los símbolos de la resistencia al asedio y del oficial que dirigió a los militares esos días, coronel entonces y general de Brigada tras el hecho de armas.

  • 1