Local

El problema en la Paz exige ayuda de las demás administraciones

El Ayuntamiento de Utrera ha reclamado a la Junta y al Gobierno central ayuda para solucionar la problemática que se ha suscitado con el colectivo formado por familias de nacionalidad rumana que se han instalado en la barriada de la Paz.

el 15 sep 2009 / 06:19 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Utrera ha reclamado a la Junta de Andalucía y al Gobierno central ayuda para solucionar la problemática que se ha suscitado con el colectivo formado por algunas familias de nacionalidad rumana que se han instalado en la barriada de la Paz.

La concejal encargada del área de Servicios Sociales en el Consistorio utrerano, María Dolores Pascual, aseguró que han de ser las administraciones central y autonómica "las que contemplen soluciones y alternativas globales que, por supuesto, contarán también con la colaboración y el apoyo de los ayuntamientos afectados, ya que siempre somos nosotros los que acudimos de forma más cercana a los problemas ciudadanos" en estas situaciones.

Pascual se reunió con los representantes del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en Utrera para analizar de forma conjunta el conflicto que se ha generado en la barriada de La Paz entre vecinos utreranos y las familias rumanas.

La edil dio a conocer a los sindicalistas las distintas actuaciones y contactos que desde el Consistorio se están llevando a cabo para lograr solucionar el problema que afecta a los vecinos que desde hace muchos años están residiendo en La Paz.

Aunque, según el Ayuntamiento, éste es un hecho puntual, "no podemos obviar que la responsabilidad en materia de inmigración es del Gobierno central y, en todo caso de la administración autonómica, a pesar de que seamos los ayuntamientos los que nos encontremos con familias enteras que no podemos acoger y que terminan siendo un problema de difícil solución. Aunque no por ello vamos a mirar hacia otro lado", afirmó.

La responsable de Servicios Sociales insistió en que el desmantelamiento de asentamientos chabolistas -más de 200 en los últimos meses y cuatro en estos últimos días en la capital sevillana-, ha provocado que exista un flujo de personas sin recursos que se dedican a deambular de población en población y que "se convierten en verdaderos problemas de convivencia en las localidades a las que llegan, precisamente debido a diversos hechos, entre los que están su carencia total de recursos económicos, su falta de formación y su procedencia, en muchos casos, de culturas muy diferentes a la nuestra".

María Dolores Pascual agradeció "la disposición que se ha mostrado por parte de los representantes del sindicado CCOO en Utrera para lograr abordar este asunto también desde el aspecto laboral, ya que estamos ante una problemática que no puede mirarse desde un solo punto de vista, sino que hay que coordinar acciones en materia social, educativa, sanitaria y laboral".

A esto, Pascual añadió que "en estos asuntos es necesario el concierto de todos los agentes sociales e, indudablemente, los sindicatos también tienen mucho que decir y que hacer en relación a esta materia".

  • 1