Economía

El programa pierde los papeles

No hace falta calculadora. 421,79 euros multiplicados por 180 días da como resultado la supervivencia de muchos parados que no perciben ningún subsidio de desempleo desde primeros de agosto o que dejarán de percibirlo en lo que queda del año. La fórmula ya está en vigor, aunque aún quedan muchas incógnitas por despejar. Ésta es la crónica de la jornada de ayer en tres centros sevillanos del Servicio Andaluz de Empleo.

el 16 sep 2009 / 07:25 h.

No hace falta calculadora. 421,79 euros multiplicados por 180 días da como resultado la supervivencia de muchos parados que no perciben ningún subsidio de desempleo desde primeros de agosto o que dejarán de percibirlo en lo que queda del año. La fórmula ya está en vigor, aunque aún quedan muchas incógnitas por despejar. Ésta es la crónica de la jornada de ayer en tres centros sevillanos del Servicio Andaluz de Empleo.

Como en otras ocasiones, una normativa se ha puesto en marcha sin que las oficinas que tienen que ejecutarla hayan recibido los recursos necesarios para hacerlo en condiciones. Los formularios para solicitar la ayuda de los 420 euros -bautizada como Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción- no habían llegado aún. Tampoco lo habían hecho las directrices específicas que deben seguir los funcionarios en el proceso.

Así ocurría en la mañana de ayer en la oficina del SAE de la sevillana calle Macarena. Los funcionarios sólo disponían de los borradores de la solicitud y del folleto informativo que sirve al usuario para cumplimentar el papeleo. Pero eso no les ha detenido. Se han arremangado y están cursando las solicitudes con lo que tienen en sus bases de datos.

No es de extrañar. En la jornada de ayer, las colas llegaban a la calle y las preguntas más frecuentes tenían que ver con la nueva cobertura. Aunque, una vez respondidas, la mayoría de los usuario se iba con las manos vacías. "De cien interesados que me han preguntado esta mañana apenas un par de ellos podían pedirla, porque casi todos habían agotado la prestación antes de agosto", explicó una de las funcionarias de la oficina. "No le va a salir muy caro esto al Estado", opinó.

Igual iniciativa han tomado en el centro del SAE de la calle José María de Mena. "Cuando llega un solicitante se le imprime su formulario, lo rellena y lo entrega sobre la marcha. Ya está", afirmó el agente de seguridad al que le había tocado ocupar el mostrador de información.

Sin embargo, este afán de eficacia puede salir caro. Es lo que opinan en la oficina de Nervión. Allí no se están imprimiendo "solicitudes provisionales" y mucho menos cursándolas.

"Nos han dicho que los formularios oficiales llegarán a finales de la semana que viene y hasta entonces lo único que podemos hacer es informar a la gente de los documentos que tendrá que aportar", aseguró una de las funcionarias del SAE que ayer trabajaba en dicho centro.

A su juicio, "es una locura tramitar ya el borrador, porque se supone que cada solicitud debe tener su propia referencia. No se cómo lo arreglarán después".

El itinerario del proceso comienza en el SAE pero termina en el INEM -es el organismo que paga-, de modo que la diligencia profesional de unos puede chocar con la de los otros.

"En el SAE están perdidos con el tema, así que imagínate nosotros que no somos los que iniciamos el proceso", apuntaba una de las trabajadoras del departamento de Prestaciones, cuyo abono depende del INEM.

Lo cierto es que las solicitudes no pueden retrasarse mucho más. No en vano, uno de los requisitos principales para solicitar los 420 euros es hacerlo en un máximo de 60 días a contar desde la fecha en la que se dejó de percibir el paro o, por defecto, desde el día 16 para los que la agotaron durante la primera quincena de agosto. Así que hay prisa.

  • 1