Local

El proyecto de la biblioteca del Prado depende ahora del Tribunal Supremo

El proyecto de la biblioteca del Prado depende ahora de si el Supremo decide paralizarla o no provisionalmente, después de que la Asociación para la Defensa del Patrimonio haya acudido al alto tribunal para reclamar la suspensión provisional del PGOU.

el 15 sep 2009 / 03:19 h.

TAGS:

El proyecto de la biblioteca del Prado depende ahora de si el Supremo decide paralizarla o no provisionalmente, después de que la Asociación para la Defensa del Patrimonio haya acudido al alto tribunal para reclamar la suspensión provisional del PGOU.

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) levantara la suspensión provisional del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y la mantuviera sólo en cuatro zonas de la ciudad (Santa Catalina-Santiago, la Catedral, Encarnación-Magdalena y La Calzada), la Asociación para la Defensa del Patrimonio (Adepa), promotora del recurso contra el plan urbanístico, ha recurrido al Tribunal Supremo dicha decisión. La entidad solicita que 16 puntos del PGOU sean paralizados como medida cautelar, hasta que el TSJA entre a valorar el fondo de su recurso.

De esta forma, proyectos como la biblioteca universitaria del Prado dependerán de lo que dicte el alto tribunal, ya que esta zona estaba excluida de la paralización provisional impuesta por el TSJA. Así, si el Supremo acuerda que la suspensión se extienda a otras zonas de la ciudad o a todos los puntos que reclama la entidad, peligraría la licencia de obra para el nuevo centro universitario.

Se da la circunstancia de que el proyecto en sí de la biblioteca fue recurrido por los vecinos de la zona, quienes reclamaron como medida cautelar la paralización del mismo. La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso del TSJA, la misma que tiene que resolver el recurso del PGOU, lo desestimó apoyándose en los mismos argumentos que le llevaron a desestimar la suspensión del plan en esta zona en el recurso de Adepa.

Los vecinos interpusieron entonces un recurso de súplica ante el alto tribunal andaluz, ya que consideran que "ocasionaría daños irreversibles o de imposible reparación en el conjunto histórico y en la vegetación del parque", que ha vuelto a ser rechazado. Esta vez, los recurrentes han acatado la decisión y, al contrario que Adepa, no han acudido al Supremo, pese a que entienden que debe prevalecer la conservación del conjunto y de la arboleda "sobre el interés público alegado por el PGOU".

La construcción de la biblioteca se ve cuestionada por varios frentes. Por un lado, por el recurso de Adepa y la decisión del Supremo; y luego por lo que decida el TSJA, tanto por este recurso como por el de los vecinos del Prado. Sin embargo, se da la circunstancia que, dado el volumen de asuntos que llegan al Supremo, es probable que el alto tribunal andaluz resuelva los recursos antes de que se conozca si proceden las medidas cautelares.

En ambos procesos, el TSJA denegó las medidas cautelares teniendo en cuenta una resolución de la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía en la que informaba favorablemente "del documento provisional del PGOU", conforme a la Ley de Patrimonio Histórico, salvo en las cuatro zonas citadas, donde el plan "no puede entenderse un instrumento urbanístico de especial protección".

  • 1