«El proyecto de Pago de Enmedio se ha ralentizado, pero su espíritu sigue vivo»

Entrevista al alcalde de La Rinconada, Javier Fernández

el 13 oct 2014 / 12:10 h.

El alcalde de La Rinconada, Javier Fernández, se presentará a la reelección por el PSOE en mayo de 2015. / J.M. Paisano El alcalde de La Rinconada, Javier Fernández, se presentará a la reelección por el PSOE en mayo de 2015. / J.M. Paisano No quiere sacar pecho, porque no hay Ayuntamiento que esté para tirar cohetes. Pero el hecho de no deber dinero a nadie sí sirve para que el alcalde de La Rinconada, Javier Fernández, respire con la tranquilidad del equilibrio económico. Llegó sin lastres al Tourmalet de la crisis y, por ello, no tuvo que acogerse a planes de ajuste –y sus peajes– y puede invertir. Sólo ha tenido que bajar una marcha en el ritmo de su obsesión, el proyecto de Pago de Enmedio, que pretende borrar esa brecha que, aunque cada vez menos, separa los núcleos San José y La Rinconada. Dígame el secreto, ¿cómo logra tener un Ayuntamiento saneado? Se ha aplicado el sentido común de gastar sólo lo que teníamos. Hemos sido meticulosos en la contratación de personal, hemos tenido el padrón al día que nos permite una buena capacidad recaudatoria y hemos sido capaces de atraer recursos. Eso hace que ahora no tengamos deuda con ninguna entidad financiera. El Ayuntamiento no ha tenido que hacer ningún plan de ajuste ni tocar los sueldos de la plantilla. Aquí los proveedores están al día y no hay ni una sola factura sin contabilizar. Eso permite seguir haciendo inversiones y que las empresas deseen trabajar con este Ayuntamiento. En la Rinconada no se aprueba un solo plan que no tenga su financiación. Cuando ve a otros alcaldes sometidos a planes de ajustes, ¿qué se le pasa por la cabeza? Todavía no se han visto las maldades del plan de ajuste. Sí les ha permitido ponerse al día con los proveedores. Pero aún no han hecho devoluciones al Estado. Ahí es cuando los ciudadanos lo notan, con subida de impuestos o eliminación de servicios. Ante eso, siento el sabor agridulce de ver a compañeros en una situación casi de infarto por no saber cómo llegar a fin de mes y ver cómo La Rinconada, sin tirar las campanas al vuelo, cumple sus compromisos. Habla de invertir, ¿en qué? Primero hay que dar estabilidad a trabajadores y proveedores. Este Ayuntamiento puede mantener a mil familias. Después hay que cubrir lo más importante, los servicios sociales, con ayudas a familias y becas para escolares y universitarios; y congelar los impuestos para 2015. Y, en inversiones, ahora mismo tenemos como proyectos estrella la ampliación del parque El Majuelo, la inauguración del parque de Las Graveras a final de año y la remodelación de la Hacienda Santa Cruz para convertirla en una biblioteca universitaria que sea referente en la provincia. Tampoco podemos olvidar dos cosas: la micropolítica, que es lo que más valora la gente, y después lo que se ha hecho. En los últimos dos meses hemos puesto en marcha nuevas infraestructuras: un parque en el Pago de Enmedio, la Casa de la Música, los huertos ecológicos para mayores, la remodelación del colegio La Paz y un nuevo colegio de Infantil. Todo gracias a una situación financiera que goza de más valor después de haber invertido más de 200 millones entre todas las administraciones públicas. No tiene el mismo valor estar al día después de haber invertido tanto que no tener deuda sin hacer nada. Habla de biblioteca universitaria, ¿La Rinconada sigue con su aspiración de ser sede universitaria? El proyecto de la Hacienda Santa Cruz es muy emblemático porque partimos del único edificio histórico de San José, que es un núcleo moderno de sólo 100 años. Ya tenemos la financiación para la restauración, que esperamos que abra en el primer trimestre de 2015. Y después está el sueño universitario, que es otra cuestión. Tenemos suelo en Pago de Enmedio para que podamos albergar una facultad y, de hecho, tuvimos contactos al más alto nivel con la Universidad de Sevilla. El problema estaba en su capacidad financiera. ¿Qué otros negocios están interesados en La Rinconada? La predisposición es facilitar la llegada de todo lo que genere valor añadido, sea empresa pública o privada. Por ejemplo, estamos a punto de conceder la licencia de obra para la vuelta de Pioneer con un centro de I+D+i relativo al girasol y otro relacionado con la transformación del tomate. Ambos proyectos pueden generar 150 puestos de trabajo. ¿En qué fase está el desarrollo de los suelos de Pago de Enmedio? La crisis lo ralentiza. Por suerte, en La Rinconada no se ha frenado en seco. Pago de Enmedio es un proyecto ganador, cuyo espíritu, vigencia y razón mantiene su fortaleza. Unir los dos núcleos de población no era un proyecto más y por ello se hizo desde lo público, para no estar al antojo del sector privado. Cuando definimos el proyecto, estaba la unión física, pero también la sociológica. Pago de Enmedio no es un proyecto sólo para unir viviendas, sino para unir ciudadanos. Y ahora San José y La Rinconada están más cerca con infraestructuras como la central de seguridad, el carril bici o el parque central. Sólo esperamos que las obras del segundo tramo de la autovía de Acceso Norte pongan estos suelos en el escaparate de Sevilla. ¿Se siente privilegiado al tener la única obra nueva de carretera en la provincia de Sevilla? No es cuestión de privilegio, sino de necesidad. La zona norte de Sevilla es la única que no tenía acceso a la capital por autovía. Esta obra beneficia no sólo a La Rinconada, sino a toda la Vega. La autovía hace falta, pero no sólo esta fase, sino que la Consejería de Fomento aporte los fondos del viaducto, que resolverá el problema de la travesía por La Rinconada y San José. ¿Y cómo está lo del viaducto? Las últimas conversaciones nos insisten en que el contrato no se ha rescindido, que la obra es muy cara y que en un tiempo prudencial nos plantearán una idea para hacer viable el proyecto. La única condición que ponemos es que los temas acústicos estén resueltos y que la autovía por Pago de Enmedio no sea otra cicatriz en La Rinconada. Hace días fue ratificado como candidato del PSOE a la Alcaldía en 2015, ¿cómo ha recibido tal apoyo? Tan ilusionado como el primer día. Agradecido con la confianza de los compañeros. Sé que soy un ciudadano en excedencia, estaré los años que tenga que estar al frente de la alcaldía y mientras los ciudadanos quieran yo estaré disponible. Sé que para ser alcalde de este municipio hay que dedicarle el 100 por cien del tiempo. El día que me levante por la mañana y no venga andando con ilusión al Ayuntamiento será el momento de hablar del fin de la etapa.

  • 1