martes, 18 diciembre 2018
18:26
, última actualización

«El proyecto de planta fotovoltaica dará un buen número de empleos»

ENTREVISTA a Lorenzo Medina, alcalde de Guillena. Concejal desde 1999 y alcalde desde 2009 (PSOE), gobierna con mayoría absoluta y apostando por el bienestar y la mejora de sus vecinos.

Lorenzo Medina, en su despacho del Ayuntamiento guillenero. / El Correo Lorenzo Medina, en su despacho del Ayuntamiento guillenero. / El Correo Tras una década como edil, Lorenzo Medina llegó a la alcaldía de Guillena después de la dimisión de Justo Padilla. Trabajar por su pueblo es la principal motivación del regidor para optar a la reelección. —¿En qué ha cambiado Guillena desde que llegó usted a la Alcaldía? —Poco por la parálisis económica. Tras un gran desarrollo en los años previos, hemos apostado por mantener servicios y programas que beneficien a los vecinos. Pretendemos sentar las bases de un cambio de modelo, con pocos recursos y mucha imaginación , primando el carácter social en la gestión. —¿Qué problemas tiene su pueblo? —El principal, el desempleo. Ligado a ello, la seguridad, pues que hay quien recurre al robo como subsistencia. Un problema añadido para la gestión es el hecho de tener tres núcleos de población. Hay que descentralizar y triplicar servicios y dotaciones con el mismo presupuesto. —¿Cómo trabaja el Ayuntamiento frente al desempleo? —Lo asumimos como una competencia municipal más. Apostamos por planes propios, buscando financiación pública y privada para hacer programas que posibiliten contrataciones estables. El Pragma, uno de ellos, pretende conectar al joven cualificado con la empresa. Tras tres ediciones estamos empezando a tener puestos de trabajo que se mantienen más allá del tiempo que cubre la subvención municipal. —La Ruta del Agua es un valor ecológico y un yacimiento de empleo. ¿Qué iniciativas hay para potenciarla? —Es una ruta conocida con atractivo y potencial, pero no estamos en disposición de ejercer de promotores de nuevos servicios. Aún así hay dos proyectos para la puesta en valor de los espacios naturales, que pasan por la colaboración público-privada, uno para el parque La Zahurdilla, y otro para la propia ruta, ambos para fomentar el turismo ambiental activo. —¿Continúan sufriendo los olores de la empresa Render Grasas? —Septiembre fue el momento más complicado, por un problema concreto con el almacenaje. Hemos comprobado que fue un hecho puntual, y la intensidad ha bajado. Una de las dos plantas tiene pendiente la readaptación, y estamos en espera de que la empresa cumpla su compromiso, conscientes de que no es momento para grandes inversiones. —El Pleno pidió el cese del director del centro de salud. ¿Ha habido mejoras? —Con el nuevo director, el ambiente de trabajo y la coordinación de recursos se hace de otra forma, aunque desgraciadamente eso redunda poco en el ciudadano. La falta de personal y de dotaciones ha provocado un retroceso sanitario. Nuestra postura es reivindicativa, puesto que es necesario dedicar más presupuesto. —¿Qué proyectos hay pendientes? —No ha sido una legislatura de grandes proyectos, sino de mantenimiento de servicios y participación ciudadana. Queda por culminar el Centro de Día en Las Pajanosas, el edificio de la Cantera de Negocios, un proyecto que apuesta por dar un espacio para que autónomos puedan iniciar un proyecto empresarial; el nuevo instituto de secundaria y bachillerato, del que se están cumpliendo los plazos y esperamos que esté disponible para el próximo curso; reforma de espacios públicos y un proyecto de planta fotovoltaica, que dará un buen número de empleos, y esperamos que pronto pueda ponerse en marcha. —¿Qué le motiva a volver a presentarse? —Siempre he llevado a mi pueblo por bandera y he aportado mi trabajo y mi esfuerzo. Quizás he tenido que ser más gestor que político por la situación que atravesamos, pero creo que queda mucho que hacer y que pelear desde los ayuntamientos, y eso me motiva a seguir trabajando por Guillena.~

  • 1