domingo, 21 abril 2019
23:06
, última actualización
Local

"El proyecto del Parque Guadaíra se ha ejecutado con bastante opacidad"

Antonio Fajardo de la fuente, portavoz de Asociación Parque Vivo del Guadaíra.

el 29 dic 2013 / 21:03 h.

TAGS:

15368472 En julio de 2012 un grupo de vecinos de Pedro Salvador, Bermejales y Heliópolis se interesa por las obras que empiezan en el antiguo cauce del río Guadaíra, anunciado como pulmón verde y sobre el que se cierne la amenaza de una carretera (Vía Parque) con “elevado tráfico”. Así nace la Plataforma Pro Parque del Guadaíra para evitar esta cicatriz de asfalto. Meses después, el pasado mayo, se convierte en Asociación Parque Vivo del Guadaíra, cuyo portavoz es Antonio Fajardo. Desde entonces, el objetivo se diversifica a otros aspectos dirigidos a hacer de este recinto “un espacio verde que pueda ser disfrutado”. –Nunca antes un parque despertó tanto interés... –Desde luego. Ha costado muchos años y bastante dinero, cerca de 20 millones de euros. El proyecto ha tenido una vida complicada y se ha ejecutado con bastante opacidad. Hace seis años se adjudicaron las obras, luego se suspendieron, y el año pasado se volvieron a adjudicar pero ya no se parecían en nada al primer proyecto. Cuando se retomaron los trabajos, vimos que se estaba construyendo un viario con unas dimensiones exageradas y hasta ocho rotondas. De ahí nuestro lema Queremos un parque, no una carretera. La polémica trascendió a la opinión pública y alentó una demanda ante la Fiscalía. –Finalmente no habrá carretera, ¿por qué no era compatible con el Parque Guadaíra? –Porque este parque es un corredor verde, sostenible, que tiene algunas zonas muy estrechas, de no más de 60 metros. Si aquí se mete una carretera, se pierde un tercio del parque. A partir de nuestra denuncia, el Ayuntamiento cambió el proyecto y en septiembre de 2012 desaparecieron las rotondas, el viario pasó a ser de seis metros en lugar de nueve y se incorporaron al recinto los terrenos próximos a El Puerto, pegados a La Raza. –Pero aun así, continúan las reivindicaciones. Hace unos días la asociación exigía al alcalde la revisión del PGOU... –En el último año hemos solicitado por escrito tres veces ser recibidos por los responsables del proyecto y presentado propuestas concretas, y no hemos recibido respuesta alguna. No entendemos por qué no se quieren sentar a hablar con nosotros. No sabemos si obedece a poca transparencia o a que creen que estamos instrumentados. Nos hemos llegado a reunir con Parques y Jardines, y hemos presentado una queja al Defensor del Ciudadano. –¿Hay fecha para su apertura? –No. Al haberse hecho con fondos europeos, se tenía que haber tenido prevista la inversión municipal para el equipamiento. Sabemos que el Ayuntamiento ya ha adjudicado por dos años el mantenimiento del parque. –¿Qué supondría su puesta en marcha? –Sería un pulmón verde que favorecería el encuentro y la convivencia entre muchos barrios de la zona sur [por Pedro Salvador, Heliópolis o Bermejales] y otras zonas del área metropolitana, como los Alcores. Para ello habría sido fundamental la conexión con el parque de las Riberas del Guadaíra. Había proyectado una pasarela, que no se ha hecho. Sí se ha hecho una vía peatonal con carriles bici de seis metros de ancho. Gracias a una alegación, este carril bici está dentro del Plan Andaluz de la Bicicleta. –¿Cómo está actualmente el parque? ¿Tiene ya todos los equipamientos? –Hemos redactado un documento con 30 propuestas para mejorar el parque, en el que se identifican muchos problemas. El primero, que no tiene equipamiento. Si se abriera ahora, no hay ni bancos, ni fuentes, ni papeleras ni farolas. Además sólo está parcialmente vallado. Tampoco hay arbolado suficiente pese a los 20 millones que ha costado adecentar la zona. Faltan árboles en las calles transversales que cruzan el parque, como Grecia o en los accesos al club de Pineda. Además algunas de las especies utilizadas no son precisamente las más adecuadas, y hay muchos ejemplares que van a tener que ser sustituidos al no haber arraigado. –Y los accesos y la seguridad del parque, ¿son suficientes? –Para nada. Hay una zona próxima a las Tres Mil Viviendas, que conduce a los huertos sociales muy transitada, que no tiene ni accesos ni aparcamientos. En términos generales, es un parque que nace corto de miras para la superficie y el interés que tiene. Está infradotado y en absoluto es el Alamillo del Sur como se le ha bautizado por interés y extensión. –¿Cómo va el proyecto de los huertos sociales? –Hay una asociación del Polígono Sur [por los Verdes del Sur] que es la que está reclamando al Ayuntamiento la gestión de estos huertos. Sabemos que hay más demanda que espacio disponible. –¿Cuál debe ser el futuro que tenga el Parque Guadaíra? –Que sea un centro de convivencia ciudadana, dotado de todos los equipamientos. Un parque sostenible. Para ello seguiremos formulando nuestras propuestas, algunas muy ambiciosas, como la inclusión del espacio donde se localiza el puente de Alfonso XIII desmontado de su enclave original hace unos años, y que está a la orilla del Guadalquivir a unas decenas de metros del parque.

  • 1