lunes, 18 febrero 2019
12:14
, última actualización
Local

El PSC no llevará al Congreso que Cataluña sea una nación

ERC, ICV y CiU intentan que se apruebe hoy el preámbulo del Estatut.

el 19 jul 2010 / 20:36 h.

TAGS:

El presidente catalán (i) el jueves, junto a los líderes de los partidos catalanistas.
El PSOE ha decidido mantener su moción derivada del debate del estado de la nación sobre el Estatut catalán y confía en que salga adelante, incluso con la abstención de otros grupos y sin ceder a las presiones del resto de fuerzas catalanistas para introducir la resolución del pasado viernes del Parlament, que definió a Cataluña como nación en contra de la sentencia del Constitucional.


Salvo el PSC, las fuerzas políticas que hace tres días apoyaron esa resolución -ERC, ICV y CiU- han introducido enmiendas de adición a sus propias mociones para que el Congreso vote mañana el documento del Parlament, donde se transcribe el preámbulo del Estatut y donde aparece la definición de Cataluña como nación. Así las cosas, cada uno de ellos ha mantenido sus textos originales en contra de la sentencia pero añadiendo las palabras del Parlament.


Sin embargo, el grupo parlamentario socialista, donde están integrados los diputados del PSC, no ha aceptado incorporar esa declaración. De esta manera, todas las propuestas relativas al Estatut catalán serán finalmente debatidas y votadas en el pleno del Congreso de hoy, salvo que alguna sea retirada o se acepten enmiendas transaccionales.


Así, el secretario general del grupo del PSOE en el Congreso, Eduardo Madina, explicó ayer en rueda de prensa que los socialistas mantienen su propuesta, su contenido y su posición, frente a otros grupos que han cambiado su postura de la semana pasada.


Aunque señaló que el PSOE está abierto a negociar todas las resoluciones hasta el último minuto, Madina consideró que la iniciativa socialista ofrece "un espacio de centralidad, en el que pueden verse representados más partidos y la sociedad catalana".
En su texto, el PSOE quiere que el Congreso reconozca el malestar que la sentencia ha generado en Cataluña y, desde el acatamiento al fallo judicial y la lealtad constitucional, que el Gobierno impulse los cambios legales necesarios que permitan el máximo desarrollo del texto estatutario.


Al respecto, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, criticó que José Luis Rodríguez Zapatero haya colocado a su Gobierno "al borde de la insumisión constitucional" al intentar "eludir con reformas legales" el fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán. Dicho esto, avisó que el Congreso de los Diputados "no puede corregir la Constitución".


Por su parte, el líder de CiU, Artur Mas, defendió ayer el derecho de autodeterminación de Cataluña, un gesto que llega tras el recorte del Constitucional al Estatut y que en el PSC ven con alarma porque creen que el soberanismo de CiU "azuza el fuego de la división" y el "enfrentamiento" en Cataluña. Mas, apostó por la posibilidad de iniciar el camino que conduzca a Cataluña a ir transitando por la vía del derecho a decidir su futuro, que en definitiva es -dijo- el derecho hacia la autodeterminación. Asimismo, aseguró que el derecho a decidir "no tiene límites", y apuntó que la primera etapa del camino debe ser la capacidad de Cataluña para gestionar sus propios recursos.


Por último, el presidente de la Generalitat, José Montilla, sí comparecerá ante la prensa en el Palacio de la Moncloa mañana miércoles, tras reunirse con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, algo que no estaba previsto inicialmente.

  • 1