Local

El PSOE-A defiende que no lleva imputados por corrupción

La ejecutiva evita reñir a Pizarro y asegura que no despreció a Griñán

el 11 abr 2011 / 20:01 h.

TAGS:

Griñán, ayer, en un acto sobre energía renovables.

El PSOE andaluz defendió ayer que en sus listas para las elecciones municipales del 22 de mayo no figura "ningún imputado por delitos de corrupción". La presidenta del partido, Rosa Torres, contrapuso la actitud de los socialistas con la del PP, que -recordó- "solo en Valencia lleva diez imputados", entre ellos el candidato a la Generalitat, Francisco Camps. "Y encima el PP lo hace con cierto tono de frivolidad, hace chistes y se jacta de ello", agregó.

El PSOE aprobó una instrucción general en la convención municipal que celebró en Sevilla a comienzos de febrero prohibiendo que en las listas figuraran personas "imputadas por corrupción o delitos de enriquecimiento" personal. Sí podrían ir imputados por otros asuntos. Asimismo se rechazaba incluir a condenados. Ayer el PSOE andaluz sacó pecho y defendió que se ha cumplido a rajatabla, por más que el PP asegure que en las listas socialistas hay 35 imputados, 31 como cabezas de cartel. Ayer el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, señaló de nuevo a la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez. En las filas populares hay imputados tan sonados como el alcalde de Alhaurín el Grande (Málaga), Juan Martín Serón, para el que la fiscalía pide cuatro años de cárcel por cobrar presuntamente de promotores a cambio de licencias urbanísticas. La semana anterior fue imputado el candidato de IU a la alcaldía de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, por el caso Mercasevilla. Mientras que en Córdoba se presenta como independiente un imputado en Malaya, Rafael Gómez Sandokán.

La dirigente del PSOE-A marcó diferencias con el resto de formaciones y no quiso despejar si en un futuro pactarían con concejales imputados, en referencia a la situación que se abre en Sevilla con IU.

Al término de la reunión de la ejecutiva regional y justo una semana después de que se produjera la dimisión del histórico socialista Luis Pizarro como consejero de Gobernación, Rosa Torres insistió en negar que exista ninguna crisis en el partido. Sobre las declaraciones de Pizarro el pasado sábado en un mitin -proclamó: "Para mí Chaves es el presidente de la Junta"-, la portavoz de la ejecutiva regional eludió amonestar al exdirigente socialista por su afirmación. Torres lo atribuyó a un gesto de "afecto" o "cariño" entre dos personas que "han estado media vida trabajando juntos". "Fue una declaración presidida por el afecto", insistió la presidenta de los socialistas, que aseguró que Chaves "está pasando un momento especialmente complicado" y que necesita palabras de "afecto, cariño y reconocimiento". Preguntada sobre si en el actual escenario de conflicto interno la afirmación de Pizarro no podía dejar en mal lugar y ningunear al actual presidente, José Antonio Griñán -ya el PP salió asegurando que su liderazgo estaba "deslegitimado"- la socialista lo negó. "El presidente [Griñán] está absolutamente de acuerdo con que Chaves ha sido un gran presidente para Andalucía y no tiene que sentirse de ninguna manera", defendió. Sobre la ofensiva contra Chaves por los negocios de su hijo, el PSOE-A denunció una "persecución" con "métodos inquisitoriales".

  • 1