Local

El PSOE-A plantea prohibir donaciones de empresas y particulares a los partidos

En su paquete de medidas de transparencia ante la Mesa de Partidos del 'Pacto por Andalucía'.

el 21 feb 2013 / 18:37 h.

TAGS:

El PSOE-A ha planteado en la Mesa de los Partidos Políticos del 'Pacto por Andalucía' un paquete de medidas de transparencia entre las que se encuentra que se prohíban todo tipo de donaciones a las formaciones políticas, de manera que solo les llegue el dinero de la cuota de sus militantes, así como que haya una fiscalización anual de la contabilidad de los partidos por parte de la Cámara de Cuentas.

En declaraciones a los periodistas al término de la reunión, el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, se ha mostrado convencido, en virtud de las propuestas que los partidos han puesto sobre la mesa este jueves, que no va haber "grandes dificultades a priori" para establecer un documento de síntesis porque hay elementos comunes desde el punto de vista de la financiación de los partidos y de mejorar el funcionamiento de las distintas administraciones.

Respecto a las medidas que afectarían a los partidos políticos, Jiménez ha indicado que es esencial establecer que la Cámara de Cuentas, que actualmente fiscaliza los gastos electorales de las formaciones, fiscalice anualmente la contabilidad de las mismas. Así, las cuentas anuales deberán ser evaluadas por el órgano fiscalizador en el plazo de tres meses desde el fin del año fiscal.

Ha señalado que los partidos tienen que hacer públicas anualmente su contabilidad en su página web para garantizar la fiscalización y la transparencia. Otro elemento fundamental, según ha apuntado, es fiscalizar la relación de proveedores de bienes y servicios de los partidos.

En cuanto a las donaciones, el PSOE plantea prohibir las donaciones privadas por parte de empresas a los partidos políticos, así como las de particulares que no respondan de manera fehaciente a militantes o simpatizantes de la organización con una antigüedad de al menos 2 años.

Así, se plantea que los partidos políticos podrán financiarse exclusivamente de las cuotas de sus militantes y simpatizantes, así como de las subvenciones públicas ligadas, en su mayor parte, a los resultados electorales. Propone además que los partidos hagan públicas la relación de donantes.

De igual manera, el PSOE-A recoge que los partidos con representación parlamentaria remitirán a la Cámara de Cuentas y harán accesible por vía telemática la relación de puestos de trabajo con el sueldo correspondiente. Asimismo, se registrarán y se harán públicas por vía telemática las dietas (exceptuando manutención y alojamiento) que paguen a sus trabajadores o dirigentes. Se indicará expresamente si además reciben otra remuneración institucional, de la matriz del partido de ámbito nacional o de institución privada.

Otra propuesta del PSOE-A consiste en la creación de una comisión de control de elementos de incompatibilidad que puedan darse o de relaciones indebidas o circunstancias económicas que no estén suficientemente clarificadas. Se trataría de una comisión compuesta por un reducido grupo de personas independientes y configurada como organismo autónomo, que tendría una serie de competencias ligadas al control del conflicto de intereses.

QUE AFECTE A TODAS LAS ADMINISTRACIONES

Mario Jiménez ha puesto de manifiesto además que el acuerdo que se alcance sobre la mejora en el funcionamiento de las administraciones no solo debe ser de obligado cumplimiento en el ámbito de la Junta, sino también de los ayuntamientos y diputaciones provinciales.

Algunas de las medidas consisten en la puesta en marcha, con las debidas cautelas legales, de un registro de subvenciones, contratación pública, convenios urbanísticos y cualquier otro acto administrativo de gran repercusión. El registro se ordenará en atención al órgano pagador, el territorio de los beneficiarios, las personas beneficiadas (con el debido respeto a los datos personales) y la periodicidad de los beneficios.

Para Jiménez, se trata de que todos los partidos nos comprometamos a llevar a cabo las medidas que acordemos como código de buenas prácticas a todas las instituciones", según ha expresado Jiménez, para quien se trata de hacer de la actividad pública un ejercicio de transparencia de verdad y de honestidad.

 

  • 1