martes, 11 diciembre 2018
23:41
, última actualización

El PSOE-A quiere que Susana Díaz siga en la Junta «dedicándose a Andalucía»

El entorno de la presidenta calla sobre su decisión, que deberá comunicar esta semana

el 09 jun 2014 / 23:07 h.

  Esta semana está previsto que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, desvele si optará o no a la secretaría general del PSOE después de que los principales barones del partido hayan puesto su nombre sobre la mesa. Ella sigue guardando silencio, aunque se espera conocer su futuro político antes del viernes, y en su entorno lidian con las preguntas insistentes sobre si optará a ser la líder nacional de los socialistas y si este cargo puede compatibilizarlo con el Gobierno andaluz. Lo único que se supo ayer es que el PSOE andaluz quiere que Díaz siga siendo presidenta de la Junta «y dedicándose a Andalucía». Así lo aseguró el número dos, Juan Cornejo, quien no obstante volvió a defender que ese cargo es «compatible» con la secretaría general del PSOE. La presidencia de la Junta, sostuvo el secretario de Organización, no se vería «mermada», porque esa es su «prioridad», insistió. Cornejo respondió así en rueda de prensa a las reiteradas preguntas sobre la decisión que adoptará Díaz y que se desvelará esta semana. Insistió, como ya hizo hace una semana, que ambas tareas son compatibles y puso como ejemplo a algunos de los presidentes de comunidades autónomas o al propio presidente del Gobierno de la nación. «Lo primero es y va a ser siempre Andalucía», insistió Cornejo, que ante las manifestaciones de dirigentes de otros partidos, como los líderes de IU o el PP que han pedido a la presidenta dedicación exclusiva, replicó: «No permitimos que nadie de otro partido le dé lecciones sobre Andalucía». El número dos del PSOE andaluz jugó al despiste: «Estamos dando por hecho la obligación de tener que manifestarse cuando no es algo que ella haya solicitado, han sido otros referentes del partido los que lo han pedido». No es ningún secreto que la dirección del PSOE andaluz prefiere un congreso federal de «unidad» y muchos apuestan por un candidato único. De hecho desde los afines a otras candidaturas como la de Eduardo Madina, Pedro Sánchez o José Antonio Pérez Tapias han criticado presiones del aparato e invitaciones para que retiren sus candidaturas. A este respecto, el número dos de San Vicente aseguró desconocer si esas presiones han existido y aseguró que el escenario más probable es que haya varios aspirantes. «Por lo que he leído son varios los que han manifestado su interés, todo apunta a que va a haber más de un candidato, si no es que habrían dado un paso atrás», indicó. Cornejo evitó señalar que sería mejor evitar un congreso como el último, celebrado en Sevilla y que enfrentó a Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, pero sí defendió que es «tan democrático» que haya más de una candidatura como querer «salir fuertes y unidos en torno a un gran liderazgo», como ocurrió en el congreso extraordinario del PSOE andaluz cuando Susana Díaz fue elegida secretaria general en sustitución de José Antonio Griñán. Las apuestas sobre qué hará Susana Díaz son diversas incluso en su propio entorno político. Entre sus filas hay quien cree que dará el salto para salvar al PSOE en una situación de «emergencia» y quienes consideran que ratificará su compromiso con Andalucía y pospondrá un posible salto a la política nacional en el medio plazo, como mínimo un par de años. El próximo viernes se abre el plazo para que los aspirantes comiencen a recoger avales para formalizar su candidatura. Deberán de hacerse con un 5% del censo, que de forma provisional está en los 189.000 militantes, de ellos 46.000 de Andalucía, que están llamados por primera vez a votar en urna a su secretario general el próximo 13 de julio. El PSOE andaluz aportará además uno de cada cuatro delegados que acudirán al cónclave federal convocado el último fin de semana de julio, aproximadamente el 24% de los 996 que tendrán derecho a voto en esta cita clave del partido.

  • 1