Local

El PSOE-A se opone a la eliminación de municipios y critica las "agresiones" del PP al municipalismo

el 27 oct 2012 / 17:47 h.

TAGS:

El PSOE-A ha mostrado su oposición a la propuesta del Gobierno central de fusionar o eliminar entidades locales autónomas, pequeños y medianos municipios o mancomunidades, así como a la intervención de estos entes locales mediante la retirada de competencias o el control de las diputaciones provinciales; al tiempo que ha criticado "las agresiones del PP al municipalismo, a la arquitectura del Estado y, especialmente, a la voluntad democráticamente expresada por los andaluces y andaluzas".

Esta son algunas de las conclusiones recogidas en el manifiesto titulado 'Gobiernos locales andaluces por el camino seguro: retos y propuestas ante la reforma en España', aprobado por unanimidad este sábado en la Convención Municipal del PSOE-A, celebrada en Málaga, que ha sido inaugurada por el secretario regional del partido y presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y que ha contado con la presencia de alcaldes, portavoces y ediles socialistas.

Los socialistas consideran que el desarrollo de los ayuntamientos "ha permitido que en Andalucía no haya desaparecido ningún municipio en la etapa democrática, ya que han garantizado una cartera básica de

servicios públicos a sus habitantes y una política de igualdad de oportunidades impulsada, especialmente, por los gobiernos socialistas en la Junta de Andalucía, en las provincias y por centenares de alcaldes y alcaldesas" de esta formación.

"La centralización de servicios públicos conlleva el fin de las políticas de proximidad, participación y corresponsabilidad exigidas por la ciudadanía", han apuntado, añadiendo que el que desaparezcan entidades locales o ayuntamientos "es un ataque a la identidad y comunidad de nuestros territorios" y que las estructuras administrativas "garantizan el sentido de pertenencia de la ciudadanía a un pueblo y son la cobertura del autogobierno mediante la participación, la toma de decisiones y la elección de representantes".

En este sentido, el PSOE-A considera que "la reforma de la ley local alumbrará una ciudadanía de primera y segunda, porque unos ciudadanos elegirán sus gobiernos locales mediante el voto y otros tendrán gobernantes impuestos; porque unos pueblos tendrán ciudadanos y otros simplemente administrados". "La democracia local se evaporaría y sería sustituida por el control", han concluido en el manifiesto.

EL PP

Han lamentado que "la derecha española quiere desmontar nuestro modelo territorial, administrativo y de convivencia, sin consenso político ni ciudadano" y han incidido en que esta propuesta legislativa "evidencia la ausencia de credenciales democráticas en un partido que propone degradar las entidades locales a instancias periféricas de la administración central".

"El PP plantea un proyecto centralizador regido por criterios tecnocráticos e ignorante de la dimensión democrática de la descentralización, es decir, ignorante de la proximidad entre gobernantes, gobernados y del compromiso cívico en la condición de habitante del municipio para armonizar intereses particulares y generales", han apostillado.

Además, han cuestionado los "dudosos" criterios económicos utilizados como argumentos para la reforma. Así, han señalado que "el 50 por ciento de la deuda de las corporaciones locales de España la tienen los ayuntamientos de las capitales de provincia" y lo que deben las administraciones locales representa un 4,5 por ciento del

total de la deuda de las administraciones, mientras que "la del Estado se dispara al 76,7 por ciento y las comunidades autónomas

adeudan un 18,7 por ciento".

Han destacado que el PP también "ha abierto un frente más contra los municipios", como es la anunciada modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, "con la que pretenden reducir nada menos que en un tercio el número de concejales existentes".

Así, el PSOE-A ha ratificado su "compromiso con la creación de nuevos cauces de participación ciudadana en el ámbito local como garantía de democracia y de desarrollo de nuestros pueblos y ciudades". "Nos oponemos, pues, a una reforma de la Ley Electoral que merma la calidad democrática, la representatividad y la voluntad del pueblo andaluz", han apuntado.

Para los socialistas andaluces, "detrás de sus reformas, el PP esconde una estrategia de concentración del poder y recentralización de la gestión de los servicios públicos que son la antesala para la

privatización".

Frente a estas "agresiones" del PP, los socialistas han puesto de manifiesto que "la necesaria reforma de la normativa del ámbito local debe seguir el camino abierto por las leyes locales impulsadas por la Junta de Andalucía y consensuada con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y han considerado "fundamental que todo el proceso de reforma legislativa relativa a la administración local vaya acompañado de un debate sereno basado en el consenso político".

"La nueva normativa debe encaminarse a clarificar el mapa competencial de los ayuntamientos y a reforzar unos servicios públicos eficientes, transparentes y equitativos", han apuntado, añadiendo que "el marco político resultante debe garantizar la

financiación de las entidades locales y con ellas la financiación de los servicios públicos esenciales que prestan como instituciones más cercanas a la ciudadanía".

  • 1