viernes, 18 enero 2019
22:03
, última actualización
Local

El PSOE abandona la oficina del Defensor del Ciudadano

Espadas pide amparo a José Chamizo e insta a los vecinos a no usar el organismo municipal

el 28 nov 2011 / 20:55 h.

TAGS:

El PSOE ha dado un paso más esta semana en su petición de que el Defensor del Ciudadano nombrado por el gobierno del PP, José Barranca, sea cesado y se nombre un sustituto por consenso. El portavoz socialista, Juan Espadas, se reunió con el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, para pedirle amparo e instó a todos los ciudadanos que tengan reclamaciones a no utilizar el organismo municipal y acudir directamente al autonómico. Hoy, los dos miembros designados por los socialistas para la comisión, Francisco Romo y Yolanda de la Bandera, renunciarán a unos puestos que no ocupaban desde que la figura del Defensor del Ciudadano empezó a ser cuestionada por los dos grupos de la oposición.

"Esta situación es otra muestra de la falta de respeto democrático del que este Gobierno local viene dando buenas muestras en apenas cinco meses", explicó Juan Espadas tras reunirse con Chamizo para pedirle amparo. Tanto PSOE como IU llevan más de dos meses reclamando el cese de José Barranca, desde que se difundió que había mostrado su apoyo expreso a través de una carta al director a varios periódicos al discurso del general Mena que le costó su destitución. Barranca, comandante en la reserva, no justificó sus declaraciones de entonces ni desde el gobierno se inició una ronda de conversaciones con los grupos sobre su designación y sobre la vicepresidencia que también recayó en manos del PP.

Desde el pasado mes de septiembre, esta situación ha provocado que los dos grupos de la oposición dejaran de asistir a las reuniones de trabajo, de forma que la comisión en defensa del ciudadano, un órgano de consenso, esté en marcha sólo con las personas designadas por el PP. Desde entonces, según subrayó ayer Espadas, no ha habido respuesta alguna por parte del alcalde, Juan Ignacio Zoido, a las quejas de los dos grupos de la oposición, un planteamiento que ha incrementado el malestar de PSOE e IU y que ha desembocado en el nuevo escenario que se abrió ayer una vez que el PSOE anunció formalmente su renuncia a las dos plazas que le corresponde según el reglamento orgánico en la oficina del Defensor del Ciudadano. "La posición se mantendrá hasta tanto en cuanto Zoido no rectifique, atienda la petición de cese del presidente, proponga un nuevo nombre que reúna el consenso y que garantice la imparcialidad política necesaria para una oficina de quejas y reclamaciones que debe arbitrar enjuiciando las decisiones del Gobierno local", argumentaron desde el grupo municipal socialista, a través de un comunicado.

Ante esta situación que para el PSOE impide el correcto funcionamiento de la comisión, el portavoz socialista hizo un llamamiento a los ciudadanos. Ante un organismo que no "da las suficientes garantías", el PSOE invita a plantear todas las reclamaciones ante la oficina andaluza del Defensor del Pueblo.

  • 1