El PSOE acusa al ex alcalde de El Coronil de una venta "irregular" de viviendas

La construcción y proceso de venta de una promoción de 75 viviendas en El Coronil ha reabierto la batalla política entre el PSOE, que actualmente está en la Alcaldía, e IU.

el 14 dic 2009 / 21:21 h.

El regidor, Jerónimo Guerrero (PSOE), denunció ayer las "irregularidades" en las que supuestamente ha incurrido el proceso de venta de una de las viviendas construidas por una inmobiliaria y de la que resultó adjudicatario el ex alcalde José Antonio Núñez (IU), al que exigió una explicación y, de no producirse, su dimisión como concejal.

Guerrero afirmó que el ex regidor recibió "un trato de favor" para acceder a esta vivienda y pagarla por parte de la constructora Núcleo Urbano Prasur, que "se hizo acreedora de unos suelos recalificados con numerosas irregularidades y donde se asienta esta promoción urbanística". En esa línea, el actual alcalde criticó que la adjudicación del suelo se dio "en un proceso lleno de deficiencias tras ser recalificado, pasando de rústico a urbanizable residencial". Según su versión, la adjudicación a la empresa se produjo "sin presentar el aval que se requiere por ley y que hubiera servido para abonar los gastos de la urbanización del terreno, que corrió por cuenta del Consistorio". Es más, afirmó que eso le supuso a la empresa un ahorro de unos 117.000 euros.

El actual alcalde fue más allá y acusó a Núñez de "colaborar con la promotora en la comisión de contratos irregulares, anticipos ilegales, firma de letras en blanco y la realización de un sorteo fraudulento de las 75 viviendas de la promoción". Además, manifestó que el ex alcalde, a su juicio, recibió "un trato de favor" de la empresa al "permitírsele pagar la vivienda de la que resultó adjudicatario mediante supuestas letras de cambio", mientras el resto "tuvo que afrontar una hipoteca".

"Fue legal". El ex alcalde de El Coronil José Antonio Núñez se defendió de estas acusaciones al asegurar que no se produjo "ningún tipo de irregularidades en el proceso", ni siquiera en la adjudicación. "Hubo 300 solicitantes y en el sorteo tuve la suerte de que me tocara a mí, como también le tocó a algún concejal socialista", detalló. Sobre la forma de pago de su vivienda, que costaba como el resto "60.000 euros". Núñez precisó que la empresa "ofreció a todos una fórmula que era que, tras afrontar una primera cuota de 12.000 euros, se podía pagar otros 24.000 euros de golpe y el resto en un periodo de nueve años". A esa fórmula se acogió el ex regidor. Es más, señala que él está participando en la negociación con la promotora en la manera de hallar "otras vías de pago a adjudicatarios que se encuentran ahora en el paro".

Además, señaló que el aval no se aplicó porque se "estaba a la espera de que Obras Públicas decidiera si iba a ser calificada como VPO, algo que no se produjo". "Mientras, la empresa empezó a trabajar, aportando su dinero y cumpliendo los plazos", añadió. Por último, acusó al PSOE de iniciar "una campaña de desprestigio" justo a año y medio de las próximas elecciones municipales.

  • 1