Local

El PSOE afirma haber tenido que "tragar" por la unidad contra ETA

Rubalcaba reprocha nuevamente a Rajoy sus silencios "estruendosos y muy inquietantes".

el 09 nov 2011 / 20:40 h.

TAGS:

Alfredo Pérez Rubalcaba y la plana mayor del PSE.

El PSOE ya ha sacado pecho en el cese definitivo de la violencia de ETA (Guerra y González abrieron la veda el fin de semana pasado en Dos Hermanas) y su candidato a la Presidencia del Gobierno, aunque más cauto, ayer puso en valor el papel jugado por su partido. Alfredo Pérez Rubalcaba recordó en un mitin en Vitoria, arropado por el lehendakari, Patxi López, que los socialistas "han tragado mucho" por mantener la unidad contra ETA, y pidió el voto para el PSOE para "asegurar la paz".

López, por su parte, acusó al PP de haber cuestionado "el compromiso con la paz" de los socialistas con el fin de "enfrentarlos" a las víctimas, y reprochó a los populares que ahora que "reconocen que hemos acabado con el terrorismo sin concesiones", no tengan "la gallardía de rectificar y pedirnos perdón". "Nos acordamos de cómo han jugado a hacer política. A la contra permanentemente: en contra de Cataluña y su Estatuto para enfrentarla al resto de España; en contra de los sindicatos para enfrentarlos a la patronal", censuró López.

Pero tras el debate del pasado lunes, el equipo de campaña de Rubalcaba no va a dejar de explotar el máximo filón que tiene, en vista de la cruda realidad de la crisis con los cinco millones de parados como principal lastre. El candidato del PSOE reprochó nuevamente al líder del PP, Mariano Rajoy, sus "silencios imperdonables" sobre sus intenciones en materia de política económica, y afirmó que el candidato popular, "probablemente, ni siquiera ha pensado" en el problema que vive Italia, cuya prima de riesgo se disparó hasta máximos históricos.

Rubalcaba volvió a reconocer que "nadie tiene la respuesta" de lo que puede ocurrir mañana. "Desde luego Rajoy no la tiene", subrayó. Lamentó que el presidente del PP siga sin "aclarar nada" en relación a las medidas concretas que piensa impulsar en el plano económico si resulta vencedor en los comicios.

Rubalcaba, al igual que ha hecho en anteriores ocasiones con otros dirigentes del PP, comparó la actitud de Rajoy con el título de una canción, en este caso, con Los sonidos del silencio, de Simon y Garfunkel. "Hay silencios estruendosos y, sobre todo, muy inquietantes; ése es el resumen del debate", manifestó. "Uno no puede ser presidente -continuó- sin decir lo que quiere hacer con el país".

Por otra parte, insistió en la idea del riesgo que supone un exceso de "ajustes" en el gasto público. "Hay que decir en España y en Europa que con tanto ajuste no se sale" de la crisis. Tal y como reconoció en el debate, "estamos en una recaída económica y el verano ha sido muy malo" , lo que "pone de manifiesto que lo que se está haciendo no es suficiente". El candidato socialista reconoció que la austeridad es necesaria, pero precisó que "una cosa es el ajuste y otra que el ajuste paralice".

  • 1