sábado, 15 diciembre 2018
02:11
, última actualización

El PSOE andaluz aboga por derogar el artículo 135 de la Constitución

La federación andaluza, liderada por Susana Díaz, se «arrepiente» de haber incluido en la Carta Magna el blindaje de la estabilidad presupuestaria por encima de la sanidad y la educación

el 24 nov 2014 / 20:37 h.

cornejoLa presidenta de la Junta y secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, ha sellado un tándem con el líder de su partido, Pedro Sánchez, para apremiar juntos a Mariano Rajoy a que aborde la reforma «urgente» de la Constitución. «No podemos aparecer como un país débil y enfermo que no proyecta esperanza y futuro para los próximos 30 años», reiteró ayer Díaz desde Lisboa, informa Europa Press. Los dos ejes argumentales que hacen necesaria esta renovación son, por un lado, el «inmovilismo» del presidente del Gobierno ante la deriva independentista catalana y los problemas de financiación de las comunidades para hacer frente a los servicios básicos del Estado de bienestar; y por otro lado, el discurso de «ruptura con el régimen del 78» que abandera Podemos, y que los socialistas ven como un riesgo de sucumbir al populismo. En este contexto, que se escenificó el domingo en el Consejo de Política Federal del partido de Zaragoza, el PSOE de Andalucía ha dado un paso más allá de lo que, por ahora, plantea Ferraz. La federación más numerosa y con más poder del partido, que lidera Díaz, defendió ayer que la futura reforma de la Constitución debe incluir la derogación del artículo 135, que obliga a las administraciones a ajustarse al principio de estabilidad presupuestaria. «Es un asunto del que nos hemos arrepentido claramente. Fue un error que no volveremos a cometer », dijo el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, al ser preguntado por si su partido pedirá que se derogue este artículo. El número dos de los socialistas andaluces confirmó que esa es la «voluntad » de su federación, aunque aclaró que aún no se ha abordado con el líder del partido, Pedro Sánchez. IU, socio del PSOE andaluz, denunció con especial energía esa reforma urgente de la Carta Magna, y siempre ha defendido que se derogue el artículo 135 que blinda el equilibrio presupuestario por encima de políticas sociales. Los mercados. En septiembre de 2011, siendo José Luis Rodríguez Zapatero presidente del Gobierno, PSOE y PP pactaron y aprobaron a toda celeridad una reforma del artículo 135, que buscaba garantizar por la vía constitucional el equilibrio presupuestario de las administraciones públicas, y la prioridad absoluta del pago de la deuda pública sobre cualquier otra rúbrica presupuestaria. La decisión, muy contestada por el resto de fuerzas políticas, se adoptó en medio de una tormenta financiera sin parangón, con los mercados de deuda de la eurozona exigiendo el rescate de España. El objetivo de aquella reforma exprés fue a calmar la voracidad de los mercados lanzando un mensaje nítido: la economía española antepondría a cualquier política (incluida la educación y la sanidad) el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de déficit y deuda pública. Los socialistas votaron a favor de esa reforma por unanimidad en el Congreso. Perdieron las siguientes elecciones, y en pleno proceso de refundación interna (ya en la oposición) se retractaron, florecieron las críticas contra Zapatero y la nueva dirección admitió que fue un error. Ahora el PSOE reclama a Rajoy una reforma constitucional que defina con claridad las competencias autonómicas y culmine en un Estado federal. «La Constitución de 1978 ha quedado anticuada y el problema es que quien tiene que liderar el proceso no lo hace. Tenemos un presidente flojo que se dedica a no hacer nada», dijo Cornejo. La propuesta de reforma de los socialistas no está aún cerrada, pero incluye un nuevo modelo de financiación autonómica, más igualitario y equilibrado, el blindaje de las competencias autonómicas, y la conversión del Senado en una cámara de representación territorial. El PP-A considera que Díaz «está dejando cada vez más claro que es partidaria de romper el principio de solidaridad interterritorial». La secretaria general del PP-A, Dolores López, se refirió así a las palabras de la presidenta, que dijo el domingo que el capítulo de la Constitución que establece la organización territorial del Estado en comunidades autónomas y el principio de solidaridad es «letra muerta». Para la número dos del PP-A, estas palabras de la presidenta de la Junta responden únicamente a su «afán personal » por ser «la protagonista siempre de todo» aunque eso suponga, entre «los líos internos que tiene de gobierno y de partido», que «cada vez que da un paso, al final perjudica a todos los andaluces». «Es una contradicción en sí misma. Ahora quiere liderar la reforma de la Constitución y dice que el título VIII es letra muerta. Pero es que, casualmente, en noviembre de 2013, llevamos una iniciativa en la que Díaz votó a favor de ese título», advirtió López para demostrar que la socialista «nunca está donde debe».

  • 1