Local

El PSOE apela a la unidad tras la crisis por la reforma constitucional

Una reunión tratará de calmar las voces críticas ante el acuerdo con el PP para limitar el déficit al 0,4%.

el 26 ago 2011 / 21:04 h.

TAGS:

Los portavoces parlamentarios José Antonio Alonso (PSOE)y Soraya Saenz de Santamaría (PP).

PSOE y PP cerraron en la madrugada de ayer el proceso de negociación contrarreloj para alcanzar un acuerdo de reforma constitucional que finalmente fijará por ley un déficit máximo del 0,4% a partir del año 2020.

El pacto para modificar el artículo 135 de la Carta Magna, en el que se incluirá un principio "genérico" de estabilidad presupuestaria que respete los márgenes europeos pero sin fijar cifras concretas, llegó dentro del plazo permitido para que ayer fuera registrado por los portavoces parlamentarios (José Antonio Alonso del PSOE y Soraya Sáenz de Santamaría del PP) en el Congreso, sea tomado en consideración en el pleno del martes y se apruebe finalmente el 2 de septiembre.

El acuerdo deja por tanto fuera de la Constitución el tope de déficit y éste será recogido en una ley orgánica que ambos partidos deberán aprobar antes del 30 de junio de 2012 y que precisará un techo de déficit máximo del 0,4% para el conjunto de las Administraciones públicas -sin superar el 0,26% del PIB en el caso del Estado ni el 0,14% en cada comunidad-.

Eso sí, a raíz de una fórmula introducida a última hora por el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, la reforma constitucional contempla "la máxima flexibilidad" -según el PSOE- en los déficit, que podrán ser superados -previa mayoría absoluta del Congreso- en casos extraordinarios de "catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia que escapen al control del Estado y perjudiquen la sostenibilidad financiera, económica o social".

El candidato socialista trataba de calmar con esta propuesta la polémica interna de su partido ante la urgencia en la tramitación de la modificación y la "atadura" que supondría la constitucionalización del déficit para el desarrollo de políticas sociales. Con el mismo espíritu conciliador, y a petición de numerosos parlamentarios socialistas, el PSOE afrontará además tres reuniones para abordar el debate, una de ellas el próximo lunes con todos los diputados en el Congreso, un día antes de que se vote su tramitación por vía de urgencia.

Asimismo, tres horas antes de la reunión de los diputados el candidato socialista tendrá un encuentro en Ferraz con los secretarios regionales del partido -ya han expresado su conformidad con la reforma en sus términos actuales- sin la presencia de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por último, la tercera cumbre socialista del lunes tendrá lugar a primera hora en la habitual Ejecutiva Federal, esta vez bajo la presidencia de Zapatero.

En referencia a los reproches en las filas socialistas, Rubalcaba trató de templar los ánimos invitando a sus compañeros críticos a leerse el texto acordado, del que dice estar satisfecho. "Yo mismo tenía reticencias", admitió antes de insistir en que "el acuerdo finalmente es bueno para el país, porque recoge una imprescindible estabilidad presupuestaria, cierta flexibilidad y una referencia europea", destacó.

Asimismo Rubalcaba, aunque no estimó necesaria la celebración de un referéndum para ratificar la reforma, sí que ofreció a los grupos parlamentarios "cierta flexibilidad" en la negociación para sumar los máximos apoyos posibles. Pese a que algunos partidos como IU, UPyD, BNG e incluso CiU han anticipado su apoyo a la convocatoria de referéndum, el candidato señaló que su grupo "manifiesta su voluntad de ampliar el consenso" político para acometer la reforma y hará "esfuerzos" para ello.

A su juicio, el hecho de que las cifras concretas se vayan a plasmar en una futura ley orgánica y no en la Constitución puede facilitar la adhesión de más formaciones políticas. Por ello, les ha ofrecido "flexibilidad" en la negociación, aunque avisa de que habrá "límites" porque no es su intención "desnaturalizar el acuerdo" con el PP, cuya portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, se felicitó del pacto alcanzado entre su partido y el PSOE, "un buen acuerdo que dota a la economía española de la confianza que necesita y garantiza el Estado de bienestar, las políticas sociales y la austeridad".

Sindicatos y 15-M marcharán contra la reforma

Aplacados los ánimos entre dirigentes y diputados socialistas tras la iniciativa de dejar fuera de la Carta Magna las cifras exactas de límite de déficit, el debate se centra ahora en la negativa del PSOE a convocar un referéndum para que los ciudadanos se pronuncien en las urnas sobre esta reforma constitucional. Ni el portavoz del Gobierno, José Blanco, ni el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba se muestran a favor de la consulta popular, que sí ha sido reclamada por fuerzas políticas como IU, BNG, ICV y UPyD.

También se ha sumado CiU, cuyo portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, reprobó ayer las prisas del Gobierno para reformar la Constitución y propuso la celebración de un referéndum el 20 de noviembre, el día de la elecciones generales, lo cual sólo exigiría convocarlo un mes antes, hacer coincidir la campaña electoral de los dos procesos y habilitar una tercera urna –junto a las del Congreso y el Senado–.

Duran afirmó que una reforma constitucional “requiere consenso, tranquilidad y tiempo”, por lo que tildó de “esperpéntico” y “surrealista” que se haga “al final de la legislatura y a contrarreloj” y lamentó que el Gobierno esté condicionado por las indicaciones de Francia y Alemania, los mercados y el Banco Central Europeo, si bien Blanco defendió que desde este organismo “jamás” se ha planteado la exigencia de incluir en la Carta Magna un techo de deuda.

También defienden la celebración de un referéndum el Movimiento 15-M y CCOO y UGT, que han decidido formular en la calle (junto a IU) su petición y están preparando concentraciones en toda España a partir del próximo domingo para rechazar la reforma constitucional. Los primeros en salir serán los simpatizantes del 15-M durante la tarde de mañana domingo.

Por parte de IU hay convocadas protestas en Sevilla y Zaragoza frente a las Delegaciones de Gobierno para el próximo martes día 30, mientras que los sindicatos celebrarán este lunes una reunión en la sede Confederal de CCOO, además de una concentración el próximo jueves 1 en las sedes provinciales de las subdelegaciones del Gobierno.

Por otro lado, más de 70.000 personas han apoyado también en la red la convocatoria de un referéndum para ratificar la reforma.

  • 1