Local

El PSOE apuesta por pactar con CiU para no quedarse en minoría

El PSOE se quedó en minoría el martes en el Congreso y el presidente Zapatero tendrá que comparecer por ello para explicar la actual situación económica del país. Los socialistas les han visto las orejas al lobo y abogan ahora por llegar a acuerdos estables con los partidos nacionalistas.

el 15 sep 2009 / 06:56 h.

TAGS:

El PSOE se quedó en minoría el martes en el Congreso y el presidente Zapatero tendrá que comparecer por ello para explicar la actual situación económica del país. Los socialistas les han visto las orejas al lobo y abogan ahora por llegar a acuerdos estables con los partidos nacionalistas, especialmente CiU, pero también con el PNV.

El secretario de Organización del partido, José Blanco, fue el encargado de hacer llegar el mensaje a estas dos formaciones y también al PP. Especialmente después de que el líder de ese nuevo Partido Popular, Mariano Rajoy, avanzara que está dipuesto a "pactar y dialogar" con todos los pgrupos que estén dentro de la legalidad.

Blanco, durante su intervención en los desayunos del Fórum Europa, apostó por realizar "acuerdos estables" con otras fuerzas políticas del arco parlamentario, entre las que citó a CiU y PNV, que considera "plenamente compatibles" con realizar pactos sobre temas de Estado con el principal partido de la oposición, el PP. Sin embargo, con el PNV el acuerdo podría ser más difícil por la consulta sobre ETA que mañana viernes se votará en el Parlamento vasco a iniciativa del lehendakari Juan José Ibarretxe y que el Gobierno ya ha advertido que recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

Blanco recordó que el PSOE no tiene "mayoría suficiente" en el Parlamento por lo que, dijo, están dispuestos a hacer un "doble esfuerzo". Este doble esfuerzo consiste, según explicó, en, por un lado, llegar a acuerdos sobre los temas de Estado con el principal partido de la oposición y, por otro, lograr "acuerdos estables" con otras fuerzas políticas. De estas últimas dijo que también están invitadas a suscribir los pactos de Estado. En opinión de Blanco, "ambas cosas son posibles" y "plenamente compatibles". El dirigente socialista apuntó que tampoco el PSOE tuvo mayoría absoluta en la Legislatura pasada y sin embargo y, contra el pronóstico de algunos, llegaron al final de la Legislatura "dialogando y acordando con todas las fuerzas de la Cámara, menos con el PP".

Ahora, recalcó Blanco, el PSOE está dispuesto a "seguir dialogando" para "buscar espacios de entendimiento y acuerdo", y reiteró que también están dispuestos a "buscar espacios para la estabilidad con las fuerzas políticas del arco parlamentario". "Desde luego lo vamos a intentar con CiU, con PNV y con todas las fuerzas que quieran acordar", precisó. Por ello, quiso precisar que "no se puede elevar a categoría una votación en la Mesa-Junta de Portavoces de ayer -por el martes- y dar por hecho de que eso es lo que va a pasar a lo largo de la Legislatura".

Al ser preguntado si se arrepiente de haber cedido puestos a los partidos nacionalistas en los órganos de gobierno del Parlamento, respondió que "en absoluto". Precisó que eso venía siendo tradicional y dijo que la excepción se produjo cuando el PP tuvo mayoría absoluta, que impuso que "el grupo mayoritario de la oposición tuviera que ceder puestos para que los minoritarios tuvieran presencia en la Mesa de la Cámara".

"Lo que pasó ayer no fue una decisión de la Mesa de la Cámara, fue una decisión de la Mesa-Junta de Portavoces, que no es lo mismo", recalcó Blanco, que confió en el inicio de una nueva etapa en el PP.

  • 1