Local

El PSOE celebra la iniciativa de Montilla de enterrar el tripartito

Zapatero cita a los barones en 15 días para actualizar y coordinar la nueva agenda.

el 25 oct 2010 / 20:04 h.

TAGS:

Marcelino Iglesias, José Blanco, José Luis Rodríguez Zapatero y Manuel Chaves, ayer, en la primera reunión de la Ejecutiva tras el cambio de Gobierno.

La Ejecutiva del PSOE se reunió ayer por primera vez tras la remodelación del Gobierno y el relevo en la Secretaría de Organización del partido. El nuevo número tres socialista, Marcelino Iglesias, se estrenó lanzando un claro mensaje: el PSOE está a disposición del Ejecutivo -más que nunca- con el objetivo de dar la vuelta a las encuestas, que vaticinan una debacle en 2011 y 2012.

Y el primer examen del remodelado equipo son los comicios que se celebrarán en Cataluña el próximo 28 de noviembre. Los últimos sondeos publicados en la comunidad acercan a CiU y a Artur Mas a la mayoría absoluta, alejando la posibilidad de reeditar el tripartito (PSC-ERC-ICV), una opción que por el momento parece descartar el presidente catalán, José Montilla, y que Ferraz -sede nacional del PSOE- acoge con alivio.

"Relajados" fue el término exacto utilizado por Iglesias. La dirección del PSOE dio su "apoyo total y absoluto" al PSC ante las elecciones catalanas y a la decisión de Montilla de no reeditar el tripartito, un anuncio que, reconoció el presidente de Aragón, "ha relajado" a los socialistas ya que supone no pactar con partidos que defienden un referéndum de autodeterminación. El respaldo además se escenificará con la participación del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en al menos dos actos durante la campaña electoral.

No obstante, sobre la iniciativa de enterrar el tripartito, Montilla matizó su anuncio del domingo y afirmó que "en estos momentos, con las propuestas que hay encima de la mesa es imposible un acuerdo". El president culpó a ERC e ICV -sus socios de coalición- de la imposibilidad de reeditar un gabinete de izquierdas porque, a su juicio, ambos partidos tienen en su programa propuestas "inasumibles", como el referéndum independentista. Una propuesta que no se creen ni los socios y la oposición, que recuerdan a Montilla que ya finiquitó el tripartito en 2006.

Cambio de rumbo. En las últimas semanas el PSC ha girado a posiciones más moderadas y alejadas de los nacionalistas ante la proximidad de las elecciones, prueba de ello es la incorporación a las listas de nombres como el ex ministro de Trabajo Celestino Corbacho o el distanciamiento ahora del tripartito.

La Ejecutiva también abordó ayer las nuevas políticas sociales que el Gobierno quiere poner en marcha tras los recortes del pasado mes de mayo. El PSOE reunirá el 9 de noviembre su Consejo Territorial, que agrupa a los presidentes autonómicos y a los secretarios generales del partido en las comunidades, para relanzar su mensaje en favor de una nueva agenda social y mejorar la coordinación ante las inminentes citas electorales. "Estamos en la segunda parte del partido que algunos habían dado por perdido", manifestó Iglesias en su primera rueda de prensa como portavoz de los socialistas.

Varios barones socialistas habían reclamado la convocatoria del Comité Territorial, presidido por el castellanomanchego, José María Barreda, y ayer la Ejecutiva consideró "razonable" esa reunión, que tendrá como eje la nueva agenda social que anunció este fin de semana el propio Zapatero en el Comité Federal. Iglesias no precisó en qué consistirá, pero sí dejó claro que no supondrá gastar más, sino "gastar mejor", y que obligará a un debate que durará "meses e incluso años" en el que se deberán revisar en profundidad las políticas sociales para establecer nuevas prioridades y hacer sostenible el Estado del Bienestar en épocas de crisis económica.

La coordinación llegará al Gobierno ya que Iglesias avanzó su intención de reunirse con los ministros -ya tiene cita con los dos primeros- para incrementar la eficacia de los mensajes.

Al margen de esta cuestión y en respuesta a quienes proponen limitar los mandatos, como Barreda, señaló que es respetable tanto que se haga -opción que ha elegido Castilla-La Mancha- como que no. Además "la limitación de mandatos la plantean los ciudadanos cuando dejan de confiar en un partido o en un responsable", añadió tras subrayar que el mejor candidato del PSOE, sin "ninguna duda", es Zapatero.

En su opinión, Zapatero ha demostrado su capacidad política al ser uno de los primeros líderes europeos que inició las reformas y al encontrar apoyos para sus proyectos en situaciones parlamentarias "muy complicadas".

En similares términos se pronunció el vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien confió en que el Gobierno podrá "remontar" las encuestas y, de hecho, advirtió de que en política "todo cambia muy deprisa" y además "queda mucho" hasta las próximas elecciones.

Iglesias llegó a la rueda de prensa acompañado de su antecesora, Leire Pajín, y confió en estar a su altura.

  • 1