Local

El PSOE cierra filas para rearmar el bastión andaluz ante las elecciones

Chaves y Rubalcaba se reúnen con Griñán para diseñar una agenda común en el primer año electoral del presidente andaluz.

el 05 ene 2011 / 21:26 h.

TAGS:

Mar Moreno, Manuel Chaves, Griñán y Pérez Rubalcaba, ayer, en la sede del PSOE-A.

El PSOE sumará a sus principales activos, a todos, antes de entrar en el campo de batalla electoral. Lo demostró ayer en una reunión al más alto nivel en la sede de los socialistas andaluces, donde se escenificó un cierre de filas en torno al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, para acallar las dudas que han surgido por la tendencia a la baja del PSOE-A en las encuestas.

Griñán se encerró más de dos horas con Manuel Chaves, vicepresidente tercero del Gobierno y presidente del PSOE, y con Alfr edo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero y ministro del Interior. No hubo ningún anuncio ni compromiso explícito tras la reunión, pero quedó patente que el bastión andaluz es "una prioridad" para el Gobierno de España de cara a las próximas citas electorales. El mensaje que se quería trasladar es que existe una identificación absoluta entre los objetivos políticos del PSOE federal y regional.

Los socialistas no pueden permitirse un descalabro electoral en Andalucía como les ocurrió en Cataluña. Desde hace casi un año, todas las encuestas presagian una tendencia a la baja del PSOE-A. El último sondeo del IESA, publicado hace dos semanas, otorgó la mayoría absoluta al PP de Javier Arenas. Este clima hostil terminó por inquietar a la cúpula del PSOE federal, que ha decidido proteger el granero de votos andaluz y reforzar la agenda del presidente Griñán con los dos vicepresidentes de Zapatero.

Al finalizar el encuentro, la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, reiteró que Chaves y Rubalcaba, "dos ministros andaluces", tienen una "sensibilidad especial" con la región. Los hombres fuertes del Ejecutivo de Zapatero van a estar muy presentes en la comunidad andaluza durante este año electoral. El PSOE fijará agendas complementarias para remontar las encuestas en las municipales, las autonómicas y las generales de 2012.
La oposición, en cambio, minusvaloró la reunión del PSOE y criticó las "falsas expectativas". El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, la tildó de "fiasco y fraude" y lamentó que no se haya logrado "ni un compromiso" con Andalucía. El coordinador regional de IU, Diego Valderas, dijo que fue una reunión de "bla, bla, bla", "una charla entre amigos más preocupados por el futuro del partido de cara a los procesos electorales que por la situación de las familias andaluzas".

Al cónclave asistieron también la portavoz de la Junta, Mar Moreno, el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, la número dos del PSOE-A, Susana Díaz, y el portavoz en el Parlamento, Mario Jiménez. Díaz aseguró que no se habló de las encuestas que dan mayoría al PP ni de que las municipales vayan a convertirse en un plebiscito para Griñán en caso de ser negativas. "La gestión de los gobiernos locales socialistas está siendo ejemplar en momentos de dificultad", dijo, y segura de que "tendrá su recompensa con la confianza de los ciudadanos".

En la agenda del PSOE está una convención nacional en Zaragoza, de carácter autonómico, y otra en Sevilla, de rango local. La creación de empleo y la defensa de los intereses andaluces ante el fin de las ayudas europeas son las líneas prioritarias.

  • 1