martes, 11 diciembre 2018
17:39
, última actualización
Local

El PSOE critica el "abandono" de la pasarela de la calle Betis

El Ayuntamiento le recuerda que su apertura está pendiente de un permiso de la Autoridad Portuaria.

el 23 ago 2014 / 18:37 h.

pasarela-cerradaEl concejal socialista en el Ayuntamiento de Sevilla Joaquín Díaz  ha criticado al Gobierno del PP en el Consistorio pues casi tres años  después el muelle Camaronero, la pasarela peatonal de la calle Betis,  "sigue cerrado, abandonado y deteriorado, en vez de haber puesto en  valor un atractivo turístico que supuso una inversión de dos millones  de euros". En una nota, Díaz ha explicado que tres años después y tras  numerosos anuncios, el Gobierno municipal de Juan Ignacio Zoido (PP)  "ni siquiera ha sido capaz de abrir las puertas de la pasarela y  darle un uso provisional turístico". El socialista ha alertado este  sábado que "cada vez está más deteriorada mientras el Gobierno del PP  sólo puede pensar en privatizarlo por completo". En este sentido, Díaz ha insistido en el "abandono y el deterioro"  del muelle Camaronero, la pasarela peatonal sobre el río de la calle  Betis construida con cargo al 'Plan 5.000' del Gobierno central, que  lleva casi tres años completamente cerrada y que ha sufrido ya  "numerosos destrozos". Para el concejal socialista, es "vergonzoso" que una  infraestructura que "debía ser un nuevo atractivo turístico para  Triana y que fue objeto de una inversión pública esté sin uso y  cerrada al público desde hace casi tres años sin que este gobierno  sea capaz de hacer nada para empezar a ponerla en valor". La formación socialista ha explicado que las obras de la pasarela  peatonal de la calle Betis concluyeron a principios de 2012 tras una  inversión pública realizada por el Ayuntamiento con fondos  estatales. Así, posteriormente hasta junio de 2013, el gobierno municipal "no  dio ni un solo paso para poner en valor este espacio", fecha en la  que presentó un anteproyecto de construcción de un quiosco con  veladores que "presentaba algunas dudas" en cuanto al acceso público  que dejaba a los ciudadanos, a su encaje en una zona acústicamente  saturada, y en cuanto al aprovechamiento por parte de turistas y  ciudadanos que no quisieran consumir en la pasarela. Por su parte, El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines del  Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez (PP), ha replicado este  sábado a las críticas de los socialistas sobre el proyecto  "abandonado y deteriorado" de la pasarela de la calle Betis, en el  conocido como muelle Camaronero, y ha asegurado que están a la espera  de recibir un permiso de la Autoridad Portuaria. En una nota, el edil ha explicado que solicitaron a dicha  administración la ampliación del ámbito espacial del dominio público  por lo que una vez que cuenten con éste iniciarán el procedimiento  para adjudicar la concesión administrativa para la explotación de la  superficie. Según ha manifestado Vílchez "a este Gobierno le gusta respetar la  legalidad y lógicamente no podemos continuar con los trámites hasta  que cumplamos con todos los requisitos legales y administrativos".  Así, ha atribuido las críticas del PSOE a que "están acostumbrados a  realizar sus proyectos a la ligera, sin excesivo rigor en el  cumplimiento de los procedimientos, lo que provocaba sobrecostes  millonarios que han pagado todos los sevillanos e incumplimientos  enormes en los plazos de ejecución" y ha puesto como ejemplo el caso  del Metropol Parasol, la ampliación de Fibes, la Jefatura de la  Ranilla o los pasos soterrados, "por poner sólo algunos ejemplos". En este mismo sentido, Vílchez ha criticado que los "graves  errores" en los proyectos de ejecución o la ausencia de  autorizaciones en las actuaciones del anterior gobierno mencionadas  han causado "graves perjuicios económicos y legales" a la ciudad. Por  ello, ha insistido en que "este Gobierno prefiere cumplir todos los  trámites legales establecidos, aunque conlleve a veces alguna espera  que no es deseada". Finalmente, el delegado de Urbanismo ha recordado que el  Consistorio  "está impulsando la explotación de la pasarela y para  ello solicitó el dominio público de este espacio a la Autoridad  Portuaria, ya que es de su propiedad, incorporando dos zonas de 250  metros cada una para acoger eventos compatibles con la ordenación  urbanística del sector y con la declaración de zona acústicamente  saturada que le afecta".

  • 1