Local

Zoido destina medio millón de euros más a propaganda en los distritos

El PSOE critica el aumento de partidas para la gestión de una página web. IU reprocha el uso “partidista” que está haciendo de esta herramienta digital. El Ayuntamiento dice que se debe a un servicio para invidentes

el 09 jul 2013 / 11:45 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Sevilla destinará medio millón de euros más a propaganda y publicidad, que se focalizará en una plataforma web, que ya percibió 200.000 euros el año pasado y que se dedica a difundir las bondades de los distritos. A diferencia de otras partidas municipales que han sufrido severos recortes, ésta se verá incrementada en cuantía –15% más que la convocatoria de 2012– y en tiempo de duración, ya que el contrato destino a la citada web tendrá una vigencia de dos años y no uno como el que tenía hasta ahora. Esa contratación, aunque la oferta la delegación de Participación Ciudadana, figura en los presupuestos como publicidad y propaganda del Consistorio, cuestión que ha sido puesta en tela de juicio por los dos partidos de la oposición. Primero arreciaron las críticas por parte del PSOE, que reprochó la urgencia del proceso; las condiciones restrictivas del concurso y que el “elevado” montante de 527.656 euros para costear la página web se destine íntegramente a una única empresa de comunicación y no se apliquen criterios de reparto con el resto de medios. Luego se subiría al carro de las críticas IU, que recalcó que la plataforma web se empleará “de forma partidista” y “al servicio exclusivo de intereses políticos del PP”. El concurso para asumir la plataforma web digital se difundió a través del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 4 de julio, sin apenas publicidad y con un limitado margen de ocho días para presentar ofertas. Los pliegos de condiciones, además de valorar la oferta más económica, incluyen puntuaciones a las que sólo puede optar una empresa, como premiar con cinco puntos a quien tenga el dominio utilizado por la web que está ahora en funcionamiento. En esos detalles y otros entró ayer el portavoz socialista, Antonio Muñoz, que criticó el procedimiento, que ya se inició en 2012 con un contrato anual con un coste de 200.557 euros para una empresa privada y que ahora se amplía hasta 2015 con un presupuesto de 527.656 euros, lo que supone 263.828 euros al año. “Un incremento de alrededor de un 15%, a la espera del importe definitivo”, manifestó Muñoz, que criticó que “el Gobierno de Zoido, que presume de austero, destine 700.000 euros en el mandato a contratos con cargo a publicidad”. De hecho, denunció que el pliego de condiciones “acota mucho el número de empresas” que puedan optar, lo que incluso podría limitar la libre concurrencia. Por ello, Muñoz planteó la posibilidad de un reparto de la tarta entre los diferentes medios azotados por la crisis económica. Por último, cuestionó además el escaso tirón en materia de empleo, ya que sólo exigen seis contratos:_un jefe de proyecto, un informático, tres periodistas y un cámara. El portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, también se sumó a las quejas por lo que consideró un “despilfarro inconcebible”. Así, recordó que el interventor municipal señaló que la plataforma no era una herramienta de participación ciudadana sino de “pura publicidad y propaganda”, a la vez que citó el “oscurantismo” con que se ha realizado el nuevo contrato, que se aprueba “por vía de urgencia, con una semana de plazo y en pleno mes de julio”. La delegación de Participación Ciudadana no cita la palabra despilfarro. Defiende a capa y espada la plataforma web digital como la herramienta de participación ciudadana de más calado de la historia. Y lo hace enarbolando las visitas recibida por el actual portal –no interacciones–: un millón según el delegado del área, Beltrán Pérez, techo que queda rebajado en el pliego de condiciones a 700.000 visitas –de ellas, 300.000 usuarios únicos–. El incremento del 15% no es tenido en cuenta y hasta es justificado en la puesta en marcha de “un nuevo servicio de locución para invidentes”. Un requisito que, aunque de pasada,  figura como coletilla final en el objeto del contrato, en el que se concreta la necesidad de incluir “nuevas herramientas tecnológicas que permitan la accesibilidad a las personas con discapacidad visual”. Pérez defendió “el escrupuloso concurso público abierto a todas las ofertas que se realizó el año pasado”, a la par que calificó de “sinsentido” que se haga un reparto entre los medios de comunicación porque la oferta “no se divide por lotes”.

  • 1