Local

El PSOE da marcha atrás y renuncia a prohibir la prostitución callejera

Tras cuatro meses de debate y de consultas con los agentes sociales, el Gobierno local ha decidido dar marcha atrás y no regular a través de la ordenanza antivandalismo el ejercicio de la prostitución callejera. Quedan aparcados los dos borradores elaborados por el área de Convivencia. (Foto: J. Zapata).

el 15 sep 2009 / 02:53 h.

TAGS:

D. S. / J. A.

Tras cuatro meses de debate interno y de consultas con los agentes sociales, el Gobierno local ha decidido dar marcha atrás y no regular a través de la ordenanza antivandalismo el ejercicio de la prostitución callejera. Quedan aparcados los dos borradores elaborados por el área de Convivencia.

El Gobierno local lleva desde el mes de diciembre con la propuesta de prohibir a través de una ordenanza municipal el ejercicio de la prostitución callejera y de sancionar a los clientes con cantdades que han oscilado entre los 750 y los 3.000 euros. Pero la Delegación de Convivencia y Seguridad se había marcado como objetivo lograr el consenso de los agentes sociales y de su socio de Gobierno. No ha sido así.

La ronda de consultas se ha prolongado durante meses. Los borradores - ha habido dos prropuestas- han sido remitidos a los colegios profesionales, a las entidades vecinales, a las asociaciones de consumidores y a numerosos colectivos de distinto tipo.

En todo momento se ha enviado como un documento aparte a la ordenanza antivandalismo, de forma que se abrían las puertas a introducirlo como un anexo o incluso como una normativa específica. Pero ahora, cuatro meses después, se ha tomado la decisión de dar marcha atrás. La delegada responsable de Convivencia, Nieves Hernández, no ha percibido el consenso que siempre se ha puesto como condición antes de avanzar en esta regulación.

El proyecto de regulación de la prostitución contaba incluso con el respaldo de otras delegaciones, como el área de Mujer. Desde el Centro Leonor Dávalos, dedicado a la atención a las prostitutas, se valoró esta iniciativa como una medida en la línea adecuada e incluso se apostó por ampliar su contenido para que restringiese el uso de los clubes de alterne de la ciudad.

La propuesta de regulación de la prostitución nacía además con elevadas posibilidades de consenso con la oposición. Fue, de hecho, el PP quien pidió en el anterior mandato que se regulase esta práctica para proteger calles como Santo Domingo de la Calzada, en Nervión.

Su alegación a la ordenanza antivandalismo fue además la base de toda la negociación que se ha llevado a cabo para introducir este asunto en la normativa antivandálica.

Precisamente estas conversaciones y las reticencias de determinados sectores a la prohibición del ejercicio de la prostitución han retrasado la aprobación de la ordenanza antivandalismo, cuyo debate en sesión plenaria estaba previsto para el pasado mes de enero.

Ahora, de nuevo entra en la agenda del equipo de Gobierno, que pretende introducirlo en las sesiones de los meses de abril o mayo. Este paso se dará cuando se cuente con el visto bueno del Consejo Económico y Social de Sevilla. Tres meses después de anunciarlo, el Consistorio remitió ayer a este organismo el documento. Todo queda ahora a la espera de su informe.

Pero ya en este documento remitido no se ha incluido la regulación del ejercicio de la prostitución. Sevilla no es la primera capital en la que se produce una marcha atrás en la postura del equipo de Gobierno respecto a la posibilidad de tomar medidas contra el ejercicio de esta práctica en la calle.

El alcalde de Zaragoza, Juan Antonio Belloch, (PSOE) se vio obligado a retirar una normativa similar una vez que comenzaron a aflorar críticas de distintos sectores sociales. Una situación similar se produjo en Valencia. La alcaldesa, Rita Barberá, (PP) lleva desde casi dos años con su propuesta archivada en un cajón.

  • 1