Local

El PSOE de Córdoba excluye a los críticos y evidencia su fractura

Huelva y Granada, con amplio apoyo, incluyen a los consejeros de Educación, Medio Ambiente y Agricultura.

el 11 feb 2012 / 22:41 h.

TAGS:

El secretario provincial del PSOE, antes de votar las listas.

El PSOE volvió a demostrar ayer una personalidad bipolar: como un partido compacto, capaz de votar en bloque una lista al Parlamento para las elecciones autonómicas -en Huelva y Granada- y como un partido fraccionado, donde el 40% de miembros del comité provincial dio la espalda a la lista de Córdoba.

En todas las provincias, excepto en Huelva y Granada, los socialistas están divididos entre afines y contrarios a la dirección regional de José Antonio Griñán. Esa división adquirió una nueva fisonomía en el 38 congreso federal del PSOE, donde los críticos a Griñán se alinearon con Rubalcaba y los afines con Carme Chacón. Tras el congreso, Griñán y Rubalcaba pidieron "listas de integración y consenso" para las autonómicas. Pero, salvo en Jaén, no parecen estar cumpliéndose.

En Córdoba, el secretario general Juan Pablo Durán se autoexcluyó de la lista, pero a la vez ha barrido a todos los rubalcabistas y críticos con su gestión. El comité provincial aprobó ayer una candidatura encabezada por la secretaria de Educación en la comisión ejecutiva regional del PSOE, Araceli Carrillo. Durán explicó que Griñán sugirió que Carrillo fuera de número uno. El diputado Manuel Gracia irá de número dos, seguido de la directora del IAM y secretaria de Formación del PSOE-A, Soledad Pérez (3), el que exsubdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz (4) y la edil de Villanueva, Josefina Vioque (5). En una votación secreta, la candidatura obtuvo 115 votos a favor y 78 abstenciones de 193 sufragios. La lista del PSOE en Córdoba, con el 59,8% de votos, es por ahora la que menos respaldo ha obtenido de todas las provincias. La ejecutiva de Durán, compuesta por 30 personas, ejerció su derecho al voto y fue decisiva: 29 a favor. En la capital cordobesa la crisis interna es mucho más profunda desde la debacle de las municipales, en las que el PSOE perdió la diputación. La ejecutiva regional ha venido respaldando a Duran -con el cese de dos altos cargos críticos con su gestión- pero no ha evitado que el partido siga convulsionado.

En Granada y Huelva, el escenario fue muy distinto. Son las provincias más fieles a la dirección regional, de donde salió un respaldo casi unánime a Chacón en el congreso. El comité provincial de Granada ratificó ayer por mayoría (75,7% de votos) la candidatura al Parlamento encabezada por la secretaria general del PSOE, Teresa Jiménez. Los consejeros de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, y Agricultura, Clara Aguilera, ocuparán el segundo y tercer puesto. La lista la completan (por orden) el director general de Museos, Miguel Castellano, la delegada provincial de Obras Públicas, Nieves Masegosa, y el de Medio Ambiente, Francisco Javier Aragón. El PSOE de Huelva aprobó por unanimidad su lista, con el secretario provincial y portavoz del PSOE en el Parlamento, Mario Jiménez, de número uno, seguido de la vicepresidenta del PSOE onubense y diputada, Antonia Moro, el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, la secretaria de Política Institucional, Cinta Castillo y el secretario de Organización del PSOE de Huelva, Jesús Ferrera.

Hoy se conocerán las últimas candidaturas: Sevilla, que irá encabezada por Griñán, y Cádiz. Si el exconsejero Luis Pizarro lidera la lista en Cádiz, como está previsto, el PSOE habrá incumplido una de sus órdenes: que fueran cuatro mujeres y cuatro hombres de números uno. En Sevilla, Almería, Málaga y Huelva ya hay confirmados hombres, y en Jaén, Granada y Córdoba, mujeres. Las listas tienen que pasar el filtro del comité director del PSOE-A el miércoles, y en última instancia del comité federal de Ferraz.

  • 1