Local

El PSOE de Griñán, a prueba

Zapatero da el pistoletazo a una campaña crucial, con movidas internas en el PSOE andaluz y Cádiz en el punto de mira

el 01 oct 2010 / 20:25 h.

TAGS:

Francisco González Cabañas, dirigente del PSOE de Cádiz, abraza a José Antonio Griñán.

"Será un acto muy diferente". Con Facebook en directo y en el que el PSOE andaluz quiere destacar que además de 28 candidatos para las grandes ciudades andaluzas presenta "buena gente". Se trata, explicó ayer la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, de mostrar el lado más humano en momentos de descrédito de la política. "[Juan] Espadas va a ser un magnífico alcalde pero es que además es un magnífico tipo. Hablará de sus aficiones, de lo que le entretiene, de su rincón favorito y de la ciudad que sueña", señaló sobre el alcaldable de Sevilla, uno de los que tomarán hoy la palabra en el atril estratégico del mitin, junto a José Luis Rodríguez Zapatero, José Antonio Griñán y la alcaldesa de Jaén, Carmen Peñalver. A los otros se les oirá en las redes sociales.

Quitando el papel celofán, ese aire nuevo con el que el PSOE ha envuelto el acto, el mitin de hoy es crucial para un partido que se enfrenta en las elecciones municipales de mayo a una prueba de fuego. No sólo porque en plena crisis se acusa el desgaste y la victoria del PP en los sondeos comienza a ser una constante. También porque si aprueba, el flamante secretario general, José Antonio Griñán, saldrá reforzado. Si suspende, muchas cosas pueden suceder en un partido en el que, desde la sucesión de Manuel Chaves, reina una calma chicha que podría empezar a agitarse. Será el gran examen de ejecutiva regional que aún no ha cumplido un año, joven, la primera diseñada por Griñán, con Rafael Velasco y Susana Díaz en el núcleo duro, sin los rostros veteranos que llevan bregando con las campañas socialistas en Andalucía casi veinte años.

Aunque son muchos los que dicen que nunca unas elecciones municipales han pasado factura a la dirección regional -y es verdad- también es cierto que también hay voces que opinan que el acierto o el fracaso en esa convocatoria del próxima mayo podría decir mucho sobre qué ocurrirá en 2012. Hasta el punto de que la candidatura de Griñán, que hoy por hoy no se cuestiona en el partido, podría empezar a ponerse en entredicho.

El precalentamiento de la campaña ha sido de tono medio, con sus disputas internas pero lo cierto es que todas aparentemente reconducidas a pesar de los incendios, graves, ocurridos en la recta final en la provincia de Cádiz.Empezó el PSOE-A por exigir un adelanto del calendario electoral que logró sólo para la ciudad de Sevilla, la capital que visualizará en gran medida el éxito o el fracaso de los comicios de mayo. Logró que el PSOE federal aprobara la exención de primarias en Andalucía, bajo el convencimiento de que ninguna guerra interna iba a beneficiar. Y han llegado a la línea de salida de la carrera con 28 candidatos aprobados por unanimidad y sólo con un borrón: Motril, donde el partido está en manos de una gestora.

En Málaga, el grupo capitaneado por Ignacio Trillo ha llevado la prohibición de primarias al juez. En Córdoba el sí pero no del ministro Moratinos jugó en contra del alcaldable actual. En Almería, otro punto caliente, hubo mucho ruido pero pocas nueces. Y quizás, en contra de todo pronóstico, el polvorín se ha levantado en Cádiz, la provincia que ya le dio el congreso regional a Griñán con la espantá de su secretario provincial, Francisco González Cabañas, que se aupó a la dirección y dimitió en 24 horas.

Ayer él mismo, en la Comisión Regional de Listas, aprobó la candidatura de la alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, pero sólo cuatro días antes la dirección gaditana del PSOE había eludido, en un gesto insólito, dar su respaldo expreso a la alcaldesa y elaboró un informe, que ayer leyó el regional, que pone de manifiesto las "debilidades" de Sánchez, sus riesgos electorales y su implicación en varios procesos judiciales. Toda una joya en manos de la oposición. La alcaldesa de Jerez está imputada por prevaricación por la contratación de una treintena de asesores desde que accedió a la alcadía en 2005. La denuncia la puso su ex socio de Gobierno, Pedro Pacheco. La secretaria de Organización del PSOE-A defendió ayer que entre los candidatos socialistas "no hay ningún imputado" y luego matizó "imputado en firme".

Jerez ha puesto de manifiesto el desorden interno del PSOE en Cádiz, el que era el ojito derecho de Chaves (diputado por esa provincia), el partido tranquilo siempre bajo el control de Luis Pizarro. Una provincia en la que la Diputación Provincial está en juego. En esta misma semana, además de Jerez dio la nota Algeciras. Dimitió el domingo por la noche el alcalde (a ocho meses de las elecciones) después de no tener apoyo para repetir, se proclamó candidato el subdelegado del Gobierno, Rafael España, dirigente local del partido. La carambola la remató el Gobierno el martes que nombró subdelegado en el Campo de Gibraltar al ex alcalde de Algeciras, Tomás Herrera, tras la dimisión de España. Todo un intercambio de cromos que contradice el discurso de Griñán y su promesa de despolitizar las delegaciones de la Junta.Ayer la número tres del PSOE-A quitó hierro a cualquier conflicto. Habló de un proceso de elección de candidatos "modélico, tranquilo, ordenado", defendió que es "sano" que en cualquier partido se discuta y tildó de "un acto de responsabilidad" lo ocurrido con la dirección gaditana y la alcaldesa de Jerez, a la que brindó el apoyo unánime del partido.

"El PSOE andaluz comenzará a tomarse en serio las municipales el día que pierda las autonómicas". La frase se le oyó a un dirigente socialista, ahora en la primera fila del Gobierno, tras los resultados de 2007 y ante la huida de candidatos derrotados en las urnas. Repiten diez de los alcaldables en las ciudades de más de 50.000 habitantes, todos en el poder, y sólo el alcalde de Sevilla y el de Algeciras serán reemplazados. "Un equipo ganador", dice el PSOE, que hoy bendecirá Zapatero. Un equipo con el que juega Griñán de capitán.

  • 1