Local

El PSOE de Sevilla aplaza un mes el debate de las listas

La dirección regional socialista ha fijado el 26 de febrero como límite para cerrar el proceso electoral.

el 18 dic 2010 / 20:15 h.

TAGS:

Excepción. Si el proceso de designación de la candidatura de Juan Espadas ya tuvo un carácter excepcional al adelantarse con respecto al resto de capitales, en el caso de las listas tampoco se seguirá el calendario marcado para las grandes ciudades. El PSOE de Sevilla ha solicitado formalmente que el periodo de las asambleas en las que se debe iniciar el debate de las candidaturas se retrase alrededor de un mes. De mediados de enero a mediados de febrero. Así lo ha autorizado la dirección regional que ha fijado, no obstante, un límite temporal: todo debe estar concluido para el 26 de febrero. Los socialistas pretenden así acotar un proceso inevitablemente complejo al tener que compaginar los intereses de 11 agrupaciones locales y una estructura tan heterogénea como la de Sevilla y reducirlo a apenas una semana de debates.


Campaña. Con este aplazamiento casi cerrado, el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, y el candidato, Juan Espadas, se reunieron este jueves con los secretarios generales y los coordinadores de campaña de las 11 agrupaciones. Hicieron balance de la labor realizada con dos datos con los que la dirección provincial quiere infundir optimismo entre sus bases. En primer lugar, el incremento del nivel de conocimiento del cabeza de lista que ha sobrepasado ya el 50% de la población. En segundo lugar, unos datos de valoración que corroboran la percepción positiva a la que se refieren públicamente tanto el candidato como su entorno: su valoración está muy cerca de la de Juan Ignacio Zoido -ambos en torno a los cinco puntos, según estos sondeos, aunque siempre por debajo- y casi un punto por encima de la del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, que sigue suspendiendo.

El sprint. Y esa imagen se traslada a las puertas de un sprint que arrancará con el acto de Fibes a la vuelta de las vacaciones. Espadas ha pedido a las agrupaciones que la cita debe ser el despegue de una recta final de campaña que refleje una mayor movilización del electorado. Que se visualice allí la unidad de las bases en torno al candidato y que la maquinaria ya está engrasada.

El alcalde. Coincidirá esta estrategia con la campaña diseñada por el alcalde para ensalzar los logros de sus 12 años de mandato. Monteseirín ha pedido una campaña basada en la gestión y en la información de los avances reales que se han producido en la ciudad. Tal y como le había requerido el partido, la intención es que tenga un escaso carácter personalista. Que el regidor no sea el protagonista, sino los propios proyectos ya ejecutados. Ésta es precisamente la exigencia que tenía el entorno de Espadas ante una iniciativa que no se ha visto con malos ojos.

Inauguraciones. La gran baza del PSOE en unas elecciones que empieza en clara desventaja es que se puedan poner en valor los proyectos ejecutados durante este mandato. El alcalde ha remitido una circular a todas sus delegaciones en la que se pide que todos las iniciativas o los avances que se quieran vender o explicar estén listas antes del 31 de marzo. A partir de ahí se entra en una fase delicada, a las puertas del periodo preelectoral, en la que cualquier actuación puede ser denunciada ante la Junta Electoral Central. Pese a esto, el objetivo de llegar con todas las grandes obras cerrada será inviable. Allí estarán, al menos, los dos pasos inferiores abiertos para evidenciar algunos de los errores de gestión del Gobierno municipal.

La Encarnación. La prueba de fuego de la capacidad de recuperar el terreno perdido se inicia este fin de semana. Con la aplicación del Plan Centro, por un lado, y con el estreno de la primera fase de la Encarnación, por otro. En el proyecto de Jürgen Mayer se libra todo un pulso entre la empresa adjudicataria y el alcalde. El incumplimiento del plazo del 31 de diciembre avala al regidor para pedir una apertura por fases que hasta ahora no le habían autorizado. Primero, el mercado; después, la plaza de la Encarnita; después el cuerpo central de las setas y por último el Antiquarium en el mes de marzo. Los socialistas confían en que las vistas y la configuración de una nueva estampa para el Centro de la ciudad compensen las largas esperas y el desfase presupuestario.

La plantilla. Pero el desgaste socialista es grande incluso en la plantilla municipal. Lo prueba que tras el enfrentamiento abierto con el Sppme en la Policía haya obtenido más votos que nunca, incluso en mesas en las que no votaban agentes. Reflejaba la rebelión de buena parte de los empleados. De nuevo, los sindicatos UGT y CCOO han evidenciado su debilidad en esta crisis económica.

  • 1