Local

El PSOE denuncia el incremento de un 30% del gasto en la contratación de auditorías externas de las empresas municipales

Insta a Zoido a coordinar a las empresas municipales en vez de sacar a concurso cuatro contratos distintos

el 30 ago 2012 / 11:13 h.

TAGS:

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Sevilla critica la falta de austeridad en las contrataciones de servicios externos para asesoramiento fiscal y elaboración de las auditorías por parte de las cuatro empresas municipales, que han aumentado el gasto previsto para estas adjudicaciones en más de un 30% al año, al renunciar al proyecto de auditor único coordinado desde la Agrupación de Interés Económico que permitía reducir los costes. En vez de profundizar en la línea de coordinación de las sociedades municipales, el gobierno del PP ha sacado a concurso durante este verano cuatro contratos, uno por cada empresa, lo que supone un desembolso de 138.185 euros al año, un 30% más que los 105.250 euros que se pagó por estas prestaciones entre los años 2008 y 2012. En total, se han adjudicado contratos para este mandato en auditorías y consultorías fiscales externas por un importe de 414.500 euros.

En 2004, la Agrupación de Interés Económico (AIE) estableció entre sus medidas para lograr ahorrar en gastos corrientes, la contratación de un auditor único para todas las sociedades al ser obligatoria la externalización de esta prestación. Esta iniciativa se materializó en 2008 con la contratación de una auditoría externa por un importe de 421.000 euros, 105.250 euros por año, que englobaba a Tussam, Lipasam, Emvisesa, Emasesa y la propia AIE. Este contrato, publicado en el Boletín Oficial de la Unión Europea en febrero de 2009, se prolongó durante cuatro anualidades. Sin embargo, y pese a los anuncios realizados por parte del gobierno del PP de una mayor coordinación en la política de contratación de las empresas, este verano se ha renunciado a la coordinación de las empresas, de forma que cada sociedad ha sacado a concurso sus contratos eludiendo así el plan de ahorro.

En el caso de Emvisesa, como ya denunció el portavoz del Grupo Socialista, Juan Espadas, el pasado lunes, la empresa de vivienda ha sacado a concurso público un servicio de auditoría para los próximos tres años por un importe global de 128.655 euros, lo que supone un coste de 42.885 euros al año. Tussam, por su parte, ha licitado otro contrato de 69.000 euros, lo que supone un gasto de 23.000 euros anuales. Y Emasesa está en proceso de adjudicación de su propio contrato con un coste de 81.900 euros para las próximas tres anualidades, lo que supone 27.300 euros al año. A estas tres contrataciones hay que añadir el caso de Lipasam que ha sacado a concurso un contrato de aseoramiento fiscal y de control presupuestario para este año prorrogable por otros dos por un importe de 45.000 euros al año, que tiene entre sus funciones asesorar a la empresa que sea contratada posteriormente para la elaboración de la auditoría de las cuentas anuales.

En total, el gasto previsto para este año en estas contrataciones asciende a 138.000 euros, que puede aún verse incrementado por nuevas adjudicaciones en el caso de Lipasam, mientras que el procedimiento de una auditoría única para todas las empresas permitió contratar estas prestaciones para todas las sociedades por un importe de 105.250 euros al año. El gasto por tanto se ha incrementado en un 30% con respecto a los últimos ejercicios. Para los próximos tres años ya están comprometidos así 414.500 euros.

El Grupo Socialista considera esta falta de coordinación entre las cuatro empresas municipales un nuevo incumplimiento de los compromisos de Zoido, quien en diciembre anunció como propios los beneficios de la Corporación Pública que aglutina a las cuatro empresas. El PSOE anuncia así que pedirá explicaciones en los consejos de administración de las empresas municipales de estas contrataciones y que controlará los procesos de adjudicación de estos servicios. Además, el PSOE pide al gobierno del PP que aclare cuál es la utilidad de la AIE y de su estructura directiva si ni siquiera se buscan fórmulas para la reducción de los costes en los contratos externos.

 

  • 1