lunes, 18 marzo 2019
17:53
, última actualización
Local

El PSOE descarta llamar a Rajoy a la comisión sobre el espionaje

Mariano Rajoy no está en la lista de personas llamadas a comparecer por el PSOE en la comisión de investigación por la trama de espionaje en Madrid. Y es que todos los ojos están puestos en Esperanza Aguirre.

el 15 sep 2009 / 22:12 h.

TAGS:

Mariano Rajoy no está en la lista de personas llamadas a comparecer por el PSOE en la comisión de investigación por la trama de espionaje en Madrid. Y es que todos los ojos están puestos en Esperanza Aguirre, que ayer en el Parlamento regional acusó al PSOE de tener el espionaje como "seña de identidad".

La portavoz del grupo socialista en Madrid, Maru Menéndez, advirtió de que el PSOE, no obstante, podría pedir más adelante que Rajoy comparezca, si a medida que avanza la investigación lo consideran oportuno. Tampoco IU otorga un interés prioritario a la declaración de Rajoy, al que prevé llamar "al finalizar la comisión". La portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, explicó que su "idea" es que la presidenta de la Comunidad de Madrid encabece la lista de comparecientes de su grupo.

Los que sí habrán de comparecer a petición del PSOE, además de Aguirre, serán el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el vicepresidente regional, Ignacio González; y el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. La dirigente socialista destacó que le parece "lamentable" ver cómo Aguirre "no asume ninguna responsabilidad política".

Los grupos no dieron muchos más detalles sobre las comparecencias, si bien el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, manifestó que espera que la presidenta regional "no ponga más zancadillas" para esclarecer la presunta trama, que es "el reflejo institucional de la descomposición interna del PP.

Por su parte, Ignacio González, quien fue supuestamente víctima de seguimientos, aseguró que ya ha solicitado al PP que pida su comparecencia en la comisión de investigación.

Acusaciones. Mientras tanto, la que ha terminado siendo la protagonista de la historia, Esperanza Aguirre, acudió al ataque defensivo y advirtió de que el PSOE "tiene como seña de identidad el espionaje político" y se refirió a seguimientos irregulares realizados por este partido, según ella, en los años 80, en los 90 y recientemente.

En concreto, dijo que en 1984 el PSOE "creó un gabinete de espionaje político para espiar a los de su propio partido, a los de Alianza Popular y a los comunistas", y que en 1995 su "creador", el entonces ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno Narci Serra "tuvo que dimitir por espiar desde el Rey para abajo a todo el mundo".

Tras insistir en que su Gobierno "no tiene nada que ocultar", la presidenta señaló que en la presunta trama de espionaje lo único "cierto" es que ha habido "18 portadas nacionales de un periódico diciendo que el Gobierno de esta comunidad espía".

La presidenta madrileña dio la bienvenida al nuevo periodo de sesiones y al control parlamentario al que se sometió, una circunstancia que le permitió recordar que "en Andalucía, los socialistas rechazan la creación de comisiones de investigación en la Cámara", según apuntó.

Em estas circunstancias, Francisco Granados también utilizó el contraataque y dijo ayer que el Ejecutivo autonómico dejará de llevar a cabo las funciones de contravigilancia cuando las lleve a cabo el Ministerio del Interior.

  • 1