Local

El PSOE espera a Zapatero

El presidente asegura sobre su futuro: «Todo está pensado. Sé cómo y cuándo».

el 01 abr 2011 / 19:10 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero.

Dirigentes y diputados del PSOE esperan que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aproveche el Comité Federal de hoy para marcar un calendario o una hoja de ruta que permita aparcar el debate sucesorio y que el partido se centre en la campaña de las municipales y autonómicas de mayo.

La incertidumbre sobre si revelará su futuro ha convertido la cita de hoy en las más esperadas. Y el político leonés lo sabe: "Todo está pensado. Sé cómo tengo que hacer las cosas y cuándo". En una entrevista publicada ayer por la edición digital de El País, Zapatero dijo ser consciente de la responsabilidad que tiene para "hacer lo mejor para España y para el PSOE". "Como pienso que en esa tarea de contribuir al mejor resultado para el partido tengo una cierta hoja de servicios, con toda modestia lo digo, sé cómo tengo que hacer las cosas y cuándo", subrayó.

El jefe del Ejecutivo no dio pistas sobre la decisión ni el momento de anunciarla, pero sí afirmó que "hay una reflexión que es evidente" y es que "la estabilidad política, institucional, que es estabilidad parlamentaria, es muy importante" para la tarea del Gobierno "en el ámbito económico". "Y ese trabajo lo estoy haciendo. El Gobierno va a cumplir y agotar la legislatura", concluyó.

Según diversas fuentes socialistas consultadas por Europa Press, en los últimos días ha ido calando en las filas del partido la impresión de que Zapatero no anunciará hoy si aspirará o no a un tercer mandato pero, al mismo tiempo, se considera imprescindible que el también secretario general del PSOE diga algo que permita relegar a un segundo plano el debate sobre su sucesión y no contaminar más la precampaña del 22-M. A los territorios les preocupa que el debate sobre su futuro eclipse por completo los comicios.

Así, son varios los que apuestan por que Zapatero deje claro que no desvelará su decisión hasta final de año, cuando se acerquen las próximas generales, un escenario que le permitiría mantener el liderazgo para realizar las reformas económicas pendientes y dejar atrás definitivamente el riesgo de incertidumbre financiera por la crisis política portuguesa.

De paso, ese calendario permitiría a Zapatero esperar a ver cómo evoluciona la situación económica y del empleo en el segundo semestre del año -el PSOE fía sus posibilidades electorales a la recuperación económica- y acortar el periodo de exposición pública del próximo candidato si, como esperan buena parte de los socialistas, Zapatero no se vuelve a presentar. De hecho, hay quien cree que Zapatero debería retrasar su anuncio incluso hasta después de tener aprobados los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Según algunas fuentes, los mismos que hasta hace días empujaban al presidente a desvelar ya su decisión se muestran ahora más remisos, puesto que no ven posible dejar atada la sucesión de forma rápida. Ese escenario, advierten, eclipsaría por completo la campaña del 22-M. A Zapatero y a su entorno en Moncloa, según varios de los consultados, les molestó que se diese por hecho y por inminente el anuncio de su retirada y ahora quieren dar un golpe en la mesa para tomar el control de la situación.

No obstante, este contexto no resta opciones al vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que es considerado como el candidato con más posibilidades para obtener un buen resultado en 2012, incluso entre los que ven a la ministra de Defensa, Carme Chacón, como un valor para el futuro del PSOE. Un Rubalcaba que ayer evitó dar pistas sobre el Comité Federal. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Interior esquivó hasta cinco preguntas relacionadas con el asunto y lo más que llegó a decir es que él, personalmente, no está nervioso. "Mañana -por hoy- lo sabrán ustedes, mañana -por hoy- en la sede del partido dirá lo que tenga que decir", fueron sus respuestas.

Así las cosas, en el partido apuestan por buscar vías que eviten la división en unas primarias a cara de perro y encontrar una solución en la que todos "sumen". Sin embargo, las fuentes reconocen que es difícil que haya un tándem Rubalcaba-Chacón, porque en la política española no hay "cultura de ticket" -como sucede en Estados Unidos con presidentes y vicepresidentes-.

Por lo pronto, el PSOE lo que tiene previsto es que el presidente y 12 ministros protagonicen una veintena de actos en el primer fin de semana de precampaña.

  • 1