Local

El PSOE estudia ampliar el veto a los senadores en el Parlamento

Los socialistas analizarán la propuesta de IU que extiende la incompatibilidad con el cargo de diputado, que afectaría al líder del PP, Javier Arenas, senador desde 2008.

el 15 sep 2011 / 20:21 h.

TAGS:

El presidente del Partido Popular andaluz, Javier Arenas, ayer en el Parlamento. / efe

El PSOE andaluz está dispuesto a ampliar la incompatibilidad del cargo de diputado autonómico con el de senador. La propuesta pertenece a Izquierda Unida, que ha considerado "insuficiente" la exclusión de los alcaldes y los presidentes de diputación del Parlamento, aprobada por la Cámara hace dos días. La coalición de izquierdas planteó en el último Pleno extender mucho más el concepto de incompatibilidad de cargos públicos. Entonces el PSOE no aceptó la medida porque "invadía competencias que no pertenecen al Parlamento andaluz". La Cámara puede decidir que un diputado tenga dedicación exclusiva, pero no puede evitar que un alcalde vaya al Congreso o al Senado, como pedía IU.

A pesar de su voto inicial en contra, en la tramitación de la reforma de la ley de incompatibilidades, que tendrá lugar en las próximas semanas, los socialistas aceptarían incluir el cargo de senador en la lista de puestos incompatibles con el de diputado. "Estamos abiertos a aceptar la iniciativa, pero sólo en lo referente a los senadores. Habrá que analizar el texto de la medida que nos presente IU", explicaron a este periódico fuentes del PSOE andaluz. El grupo que dirige Diego Valderas planteará esta modificación concreta vía enmiendas, pero sigue aspirando a una reforma de mayor calado de la ley electoral.

En estos momentos hay sólo tres diputados senadores en el Parlamento andaluz. Pero lo llamativo de la medida es que uno de los afectados sería el presidente del PP-A, Javier Arenas, que compagina su cargo con el de senador desde 2008. Un posible acuerdo entre PSOE e IU para incluir a los senadores en la lista de incompatibilidades añadiría aún más tensión con los populares. El PP entiende que la exclusión de los alcaldes ha sido un "ataque antidemocrático" contra sus filas (tienen 17 regidores en la bancada) y que se ha aprobado en "revancha contra los que han ganado las elecciones municipales".
La reforma de la ley de incompatibilidades se aprobará antes de que finalice el año, pero no afectará de inmediato a los alcaldes ni a los senadores que hay ahora en el Parlamento. La modificación no les impedirá presentarse en la lista de sus partidos a las autonómicas, pero si salen elegidos tendrán que decidir entre uno de los dos cargos. La intención del PP-A es volver a presentar a sus alcaldes a las autonómicas, aunque después tengan que renunciar al escaño de diputado. Con este gesto pretenden escenificar su rechazo ante una medida que consideran injusta y "revanchista".

Arenas reiteró ayer que su partido estudia "todas las vías jurídicas", incluido un recurso ante el Tribunal Constitucional, para que la reforma legal que excluirá a los alcaldes de la Cámara "no tenga efecto" de cara a las próximas autonómicas. El presidente del PP espera que los tribunales tumben la iniciativa antes de los comicios, para que sus regidores no tengan que elegir.

Filas socialistas. Los otros dos diputados senadores son socialistas, los exconsejeros José Antonio Viera y Antonio Vallejo. Los estatutos del PSOE ya recogen la incompatibilidad de cargos públicos y consideran el caso de Viera y Vallejo un "anacronismo" que se corregirá en la próxima legislatura. Ya está previsto que Viera abandone el Parlamento andaluz, en tanto que su partido ha anunciado que irá de número dos en la lista al Congreso de los Diputados por Sevilla. No será el único caso. El PSOE enviará a Madrid a más diputados de su bancada, con lo que en las próximas semanas se producirán ceses. Los movimientos servirán para que los socialistas andaluces ganen más peso en la Cámara baja con algunos de sus valores del Parlamento.

  • 1