Local

El PSOE exige contundencia por la ofensa "sexista" a Pajín

El alcalde Valladolid asegura que cuando ve «sus morritos» piensa «lo mismo».

el 21 oct 2010 / 21:16 h.

TAGS:

El presidente y Leire Pajín se abrazan en la Zarzuela.
Un "exceso verbal" del alcalde de Valladolid, el popular Javier León de la Riva, que se refirió en tono sexista a la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha provocado la indignación del PSOE, que ha pedido a la dirección nacional del PP que tome cartas en el asunto.
Fue el miércoles, pero trascendió ayer. El regidor vallisoletano se despachaba en una entrevista en Onda Cero con estas palabras y en alusión a Pajín: "Cada vez que le veo la cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí". Además, ironizó sobre "la Leire Pajín, una chica preparadísima, hábil, discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde quiera que vaya y que va a ser la alegría de la huerta".


Pocas horas después, y tras el revuelo de sus palabras, León de la Riva reconoció, en una conversación con Efe, que había "metido la pata" y que sus manifestaciones fueron un "exceso verbal". Como ha sido "especialmente cruel" con la nueva ministra de Sanidad y cree que las alusiones personales sobran en la política, León de la Riva quiso disculparse y retirar su comentario, a la vez aseguró que estaba intentado ponerse en contacto con ella. Además, aclaró que sus declaraciones carecen de "tintes machistas" y que simplemente sonarían "igual de improcedentes" dichas sobre una mujer que sobre un hombre.


Pero la nueva ministra de Sanidad tuvo ayer una completa agenda con la promesa de su nuevo cargo en el ministerio y la toma de posesión. Así que fue el "número dos" de los socialistas, el vicesecretario general del partido y ministro de Fomento, José Blanco, quien se apresuró a pedir al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, que actúe "de forma contundente e inmediata" contra el alcalde de Valladolid. De no hacerlo, el ministro Blanco consideró que el líder del principal partido de la oposición será "cómplice" de sus declaraciones "machistas, intolerables y repugnantes" que, a su juicio, "traspasan las líneas rojas que bajo ninguna circunstancia pueden cruzarse".

  • 1