domingo, 21 abril 2019
14:46
, última actualización
Local

El PSOE impide investigar los ERE y acusa al PP de "difamar"

La mayoría absoluta del PSOE rechazó ayer en el Parlamento abrir, como pidió PP e IU, una comisión de investigación para depurar responsabilidades políticas por la presunta trama de prejubilaciones fraudulentas pagadas con fondos públicos.

el 17 feb 2011 / 21:25 h.

TAGS:

Griñán ayer durante la sesión de control.

Los socialistas defendieron dos argumentos para explicar el veto. Primero: dice que es contraproducente que la Cámara investigue en paralelo a los tribunales. En segundo lugar, alegan que el PP solo busca "un altavoz" para el caso en puertas de las elecciones municipales.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, fue muy explícito en su careo con el líder del PP-A, Javier Arenas: "No quieren una comisión de investigación, quieren una comisión de difamación para dar cobertura a la mentira desde la inmunidad parlamentaria". Los socialistas -con 56 de 109 diputados- tienen holgada mayoría. Ayer todos los diputados estuvieron presentes para dar su no (frente a los 51 de PP e IU). Estaba claro por qué derroteros va a ir el curso parlamentario y la sesión confirmó lo previsible.

El coordinador regional de IU, Diego Valderas, interpeló directamente a Griñán por el caso, aunque en un tono mucho más moderado que el PP. El líder popular llevaba una pregunta sobre "necesidad de un marco económico estable para la recuperación económica" pero no perdió ni un minuto en entrar de lleno en las prejubilaciones.

El guión político está marcado por la investigación judicial que ha puesto bajo sospecha todos los ERE financiados por la Junta desde 2002. Hay 40 empresas investigadas y 10 detenidos. La Junta además ha abierto una investigación interna que ha dado con 39 falsos prejubilados. Entre ellos, cinco militantes socialistas. El Gobierno sigue investigando y lamenta que se pongan bajo sospecha fondos que han servido para beneficiar hasta a 25.000 trabajadores.

El caso ha permitido al PP llevar a su terreno el debate, como quedó claro ayer en el Parlamento y el día antes en el Congreso. El PSOE trató de virar hacia dos asuntos: la reivindicación de la autonomía, aprovechando el 28-F, y la reforma de la PAC, que afecta al campo andaluz. Pero el monopolio estuvo en los ERE.

La estrategia del PP fue clara. Más allá de centrarse en el PSOE de Sevilla -como hasta ahora-, el tiro fue a por Griñán. Los socialistas dicen estar "muy tranquilos" porque aseguran que ahí "van a pinchar en hueso". Arenas se refirió a los informes internos del Gobierno, elaborados en 2005, 2006 y 2007 por la Intervención General de Hacienda -siendo Griñán consejero de Economía- y que advirtieron en contra de la fórmula utilizada, a través de una empresa pública, para el reparto de estas ayudas. Procedimiento que la policía judicial ha puesto en duda. "Que el único responsable es un director general no hay quien se lo trague", aseguró Arenas. El ex director general de Trabajo, Javier Guerrero, está en el epicentro de la trama. "Esto lleva muchos años oliendo mal y usted lo ha tapado todo", le dijo el del PP, que acusó al presidente de tener "una responsabilidad directa" e incluso acudió a una orden de publicación del Presupuesto, firmada por Griñán como consejero de Economía, para asegurar que fue el encargado de autorizar los fondos de las prejubilaciones. Como titular de Hacienda, su firma aparece ordinariamente en cualquiera de las cientos de autorizaciones presupuestarias en el BOJA.

El presidente dejó claro que como consejero "jamás" había recibido un informe advirtiendo de "menoscabo de los fondos públicos". Enumeró una lista de "mentiras" del PP. Defendió que no hay ningún fondo ilegal de 647 millones (a eso asciende todo el dinero público destinado a prejubilaciones). Negó que el candidato socialista en Sevilla tramitara ningún ERE bajo sospecha o que el ex consejero José Antonio Viera (secretario provincial del PSOE de Sevilla) haya firmado ningún expediente a favor de un familiar. Negó que haya documentos al margen de la inspección de Trabajo o fondos europeos en la trama. Y se burló del intento "esperpéntico" de implicar al bufete de abogados que tuvo Felipe González "hace 40 años". "Si usted no sabe lo que es el honor nunca va a tener el honor de ser presidente de la Junta", le dijo a Arenas. El líder de IU exigió una comisión al presidente, convencido de que "su solvencia" está en entredicho y de que Griñán está "cercado". "Cuando la corrupción anda con tanta familiaridad y mete la mano en la caja, o han fallado los controles o existe complicidad", advirtió Valderas.

  • 1