Local

El PSOE lleva a pleno las cuentas para 2008 sin un respaldo claro

Mañana martes se someten a la aprobación del pleno los presupuestos para 2008, que rondan los 39,5 millones como previsión de ingresos y estiman gastos por más de 38,2. El Gobierno local (PSOE) negocia su aprobación con los cuatro grupos de la oposición desde el pasado mes de diciembre.

el 14 sep 2009 / 22:37 h.

TAGS:

Mañana martes se someten a la aprobación del pleno los presupuestos para 2008, que rondan los 39,5 millones como previsión de ingresos y estiman gastos por más de 38,2. El Gobierno local (PSOE) negocia su aprobación con los cuatro grupos de la oposición desde el pasado mes de diciembre.

La intención de los socialistas es alcanzar un consenso lo más amplio posible, ya que no tienen la mayoría necesaria para aprobar las cuentas: gobiernan con una minoría de nueve ediles frente a los doce que suma la oposición.

De hecho, la unión de tres de esos cuatro grupos (PA, PP y PSEI) alcanza la mayoría absoluta de once concejales que puede tumbar los presupuestos que presenta el PSOE. Si esos tres partidos rechazan las cuentas municipales, el voto del único concejal de IU - que durante los últimos cuatro años ha formado gobierno con el PSOE y ha gestionado precisamente la concejalía de Hacienda - sería irrelevante a la hora de decidir el voto del pleno en uno u otro sentido.

Así las cosas, y contando de antemano con el voto en contra del PA, principal partido de la oposición, el PSOE tiene dos opciones para sacar adelante sus presupuestos: negociar con el PP para que sus cuatro concejales den un voto de confianza a las cuentas para 2008, o se abstuvieran, lo que permitiría aprobar el documento; o acercarse a los dos partidos minoritarios, PSEI e IU, cuyo voto positivo permitiría a los socialistas aprobar con mayoría absoluta el presupuesto.

Ninguna de las opciones es fácil, a priori. Tanto PP como IU han avanzado su intención de plantear enmiendas al texto, que podrían ser aceptadas en parte en el caso de la coalición de izquierdas, pero que se antojan insalvables en el caso de los conservadores, cuyo secretario local, Miguel Ángel Fernández, ha criticado los presupuestos, que califica de "bodrio".

Similares críticas ha planteado el PA, cuyo secretario local y viceportavoz municipal, Javier Fernández Franco, rechaza las cuentas con el adjetivo de "continuistas" y pide, además, "una comisión especial de cuentas que aún no se ha convocado".

  • 1